Echevarría enseña pandero (y acaba en pelea: “Pregúntale a Miguel Torres") | Instagram

“Paula Echevarría tiene morcillas”. La última foto en bikini desata la guerra

stop

La imagen de la actriz española que pone patas arriba las redes sociales

19 de agosto de 2018 (12:45 CET)

La que se ha liado con una de las últimas publicaciones de Paula Echevarría ha sido de las gordas. La actriz está disfrutando de unos días de vacaciones en Asturias y, como es habitual en ella, ha decidido compartir varios de sus mejores momentos con sus seguidores.

El problema es que, una vez más, le ha salido el tiro por la culata. En esta ocasión nada tiene que ver con su trasero, que tanta polémica está creando también este verano. No. Ahora las críticas apuntan hacia su barriga. ¿El motivo? Según muchos “Paula Echevarría tiene morcillas”.

La foto que desata la guerra

La foto en cuestión no es más que una imagen de Echevarría sentada al lado de una piscina disfrutando de lo que ella llama el “veranín asturiano”. Si bien es cierto que no han sido pocos los que han alabado la estupenda figura que luce la pareja de Miguel Torres y la “naturalidad” con la que posa, no es menos cierto que las críticas a su barriga han sido numerosas.

 

Veranin asturiano! 💙💛💙

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el

No te sientes a si que se te notan las morcillas de la barriga no eres perfecta”, “toda una vida dedicándole tiempo a su cuerpo, para acabar metiendo barriga en las fotos!!!”, “Que barriga más fea...”, “Barriguita de vieja ya” o “Mi reina me parece que estas metiendo la barriguita” son algunos de los ejemplos de la guerra desatada entre sus seguidores y sus haters.

Y es que las discrepancias entre los que opinan que luce una cuerpo de escándalo y los que la atacan por “meter barriga” son cada vez mayores. De hecho, parece que la figura de Paula se ha convertido en un tema de debate en las redes en este último verano.

Durante el pasado invierno fueran numerosas las voces que avisaban que la actriz, debido en parte a los nervios por estar en el punto de mira debido a su relación con Torres, había perdido mucho peso y que estaba “extremadamente delgada”.

Ahora, con la llegada del verano y las fotos en bikini, la realidad es otra. La barriga y el trasero de Paula están poniendo patas arriba a su comunidad de seguidores. Veremos cómo evoluciona dicha disputa. Lo que está claro es que, cuelgue lo que cuelgue, son muchos los que están preparados ya para pegarlo otro ‘palo’ a la actriz.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad