Paula Echevarría o la otra amiga de Miguel Torres: “Se ven a escondidas”

stop

La ex de David Bustamante tiene un problema gordo

Paula Echevarría | EFE

05 de septiembre de 2018 (14:27 CET)

No hubo suerte. Al cierre del mercado de fichajes futbolístico, Miguel Torres no encontró equipo y deberá permanecer en Málaga, donde tiene contrato con el conjunto andaluz.

Las intenciones del jugador pasaban por encontrar un equipo en Madrid que le abriera las puertas con tal de poder convivir con Paula Echevarría en la capital. Pero ni el Getafe, ni el Rayo Vallecano, ni el Leganés han querido saber nada del futbolista.  Y tampoco ninguno de los equipos madrileños de Segunda División.

Pero el jugador no es el único que anda preocupado por no poder compartir su día a día con Paula.

Paula Echevarría y Miguel Torres | Instagram

Preocupación en el Málaga con Miguel Torres

En el club ya escarmentaron la temporada pasada cuando, en el segundo tramo del curso, Miguel se pasaba más días yendo y volviendo de Madrid que pendiente de su equipo. “Se ven a escondidas”, aseguraban desde su entorno.

Y el asunto no es nuevo, pues antes de Paula fueron muchas las que pasaron por los brazos del futbolista y que le tuvieron poco concentrado con el equipo. Se conoce que la lista de ligues del zaguero es de todo menos corta y en el Málaga temen que Miguel siga en la línea del año pasado.

Avisos a Paula Echevarría de Miguel Torres

Asimismo, a la it girl no dejan de llegarle avisos sobre la vida loca de Torres antes de empezar su romance juntos y le advierten de que Miguel siempre ha estado muy suelto. “Que lo ate en corto”, recomiendan algunas de sus followers en internet.

Sin ir más lejos, le recuerdan a la actriz de Candás el affaire que tuvo el pasado verano, antes de empezar a salir con la intérprete, con una rica alemana pariente de las Gunillas y que en su momento fue de dominio público.

Así las cosas, Echevarría y Torres tendrán que conformarse con verse esporádicamente y vivir a caballo entre Madrid, donde habita la artista, y Málaga, donde el defensa tiene contrato en vigor con el club. Y ojo, porque su compromiso es hasta el 2020, y no pinta que ningún otro club vaya a estar interesado en los servicios de un jugador que está de vuelta, martirizado por las lesiones y que tiene la cabeza más fuera del fútbol que dentro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad