Paula Echevarría o los celos de Miguel Torres con un niño rico de Madrid | EFE

Paula Echevarría o el apodo entre la gente guapa de Madrid por Miguel Torres

stop

La actriz y la nueva polémica en la capital española

23 de julio de 2018 (14:35 CET)

Mientras Paula Echevarría aún sigue recuperándose delo ‘palo’ que le cayeron tras la polémica por sus declaraciones sobre la etnia gitana, ahora la actriz debe hacer frente a una nueva, que, eso sí, nada tiene que ver alguna de sus salidas de tono o con alguna fotografía polémica.

En esta ocasión, como ya le ha ocurrido en otras ocasiones, es su pareja, Miguel Torres, quien le está causando más de un disgusto.

El apodo de Paula Echevarría en Madrid

Y es que en Madrid, en especial entre los círculos más selectos de gente guapa y cool, la actriz ya se ha ganado un nuevo apodo: “la pagafantas”. El motivo es muy simple: viendo cómo le van las cosas a nivel económico a Torres, no son pocos los que consideran que es Paula la que tira del carro en ese sentido.

Miguel Torres

Si bien es cierto que cuando se les empezó a ver junto no fueron pocos los que aseguraron que la intérprete se había marcado un buen ‘braguetazo’, lo cierto es que con el paso de los meses se ha demostrado que no es que Miguel sea precisamente multimillonario.

Y no parece que vaya a mejorar. Y es que, tal y como avisan desde el entorno del futbolista, parece que su futuro en el mundo del fútbol está cerca de llegar a su fin. Y con él, los buenos contratos.

Abre nuevas vías de negocios

Consciente de ello, el jugador ha decidido embarcarse en un nuevo proyecto profesional que nada tiene que ver con el deporte. De la mano del exitoso grupo de hostelería Lalalá, Torres ha puesto en marcha La Bientirada, un restaurante en pleno centro de Madrid con el que Miguel quiere dar un pequeño empujón a su situación económica.

¿Tiene problemas de dinero Torres? Ni mucho menos. Eso sí, teniendo en cuanta que el Málaga, su equipo actual, ha descendido a segunda, desde la ciudad andaluza ya avisan que su salario bajará en picado. Si a eso se le suma que ninguno de los equipos cercanos a Madrid quiere contar con él, la situación se complica.

Por suerte para Miguel, a Paula sí que le van muy bien las cosas a nivel económico y laboral. En la capital lo saben, y ya le han puesto un apodo más que apropiado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad