Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España.

Paolo Vasile obligado a pedir disculpas a Ana Obregón. Carlota Corredera cava su tumba

stop

El delegado de Telecinco está en el punto de mira

28 de julio de 2020 (13:31 CET)

Telecinco nunca ha destacado precisamente por ser una cadena que huya de la polémica. Todo lo contrario. Eso le ha ayudado, de hecho, a ser una de las cadenas más potentes en nuestro país. Todo lo que sean líos, y más si están relacionados con famosos, son más que bienvenidos en la cadena de Paolo Vasile.

Sin embargo, por mucho que eso le ayude a conseguir audiencia, en muchas ocasiones cruzan una línea. Y eso es lo que han hecho ahora. O al menos eso es lo que consideran muchos que llevan desde el pasado domingo criticando a Telecinco y, sobre todo, a Carlota Corredera.

Las disculpas a Ana Obregón

Y el motivo no es otro que el estreno de Hormigas Blancas, un formato que el pasado domingo regresó a la parrilla de Telecinco conducido ahora por la presentadora de Sálvame y en la que la protagonista de esta primera entrega no fue otra que Ana Obregón.

 

Muchos ya avisaron cuando se enteraron del nombre de la protagonista que no era quizás lo más correcto teniendo en cuenta que su hijo Alex Lequio falleció hace apenas unas semanas.

 

En serio vais hacer un recorrido por la vida de Ana Obregón. En serio? Acaba de fallecer su único hijo. Está Destrozada. Un poco de Humanidad. Sois Auténticos Carroñas”, es uno de los muchos comentarios en este sentido que se pueden leer en las redes sociales.

Por su parte, muchos han atacado también a Corredera, que incluso hay quien asegura que podría haber cavado su tumba con esta polémica: “Que dice Carlota que el #HormigasBlancas sobre Aless Lequio es un homenaje a Ana Obregón... Supongo que tienen que autoengañarse para soportar seguir haciendo lo que hacen, pero que no esperen engañar al resto del mundo”, apuntan en las redes.

 

El lío ha sido tan bestia que cuentan que, a nivel interno, Paolo Vasile le ha hecho llegar sus disculpas a Obregón por el programa. El italiano, que en muchas ocasiones es el primero en potenciar este tipo de cosas, sabe que en esta ocasión ha ido demasiado lejos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad