Paloma Cuevas fija su nuevo destino fuera de España

Paloma Cuevas ya ve la posibilidad de irse de España como una realidad. Sigue en el foco mediático y no quiere que eso afecte a sus hijas

Paloma Cuevas
Paloma Cuevas

Paloma Cuevas está soportando una gran presión. Durante todos estos años de matrimonio con Enrique Ponce siempre ha mantenido un perfil bajo y ha sido muy recelosa con su intimidad, sin embargo tras hacerse pública su ruptura se ha puesto sin quererlo en el foco mediático, como también lo ha hecho el torero con su nueva pareja. La empresaria quiere que todo esto acabe y la dejen vivir en paz con sus dos hijas pequeñas. No quiere que estén rodeadas de cámaras a todas horas, por este motivo estaría pensando en irse de España.

Paloma Cuevas no piensa hablar con la prensa. Ni lo ha hecho ahora, ni lo hizo antes ni lo hará nunca. Se mantiene en sus trece. Sin embargo, Enrique Ponce y Ana Soria no paran de mostrar su amor de forma pública. A la empresaria le molesta mucho la sobreexposición de la pareja en las redes sociales, especialmente por sus hijas.

Fotografía: Paloma Cuevas fija su nuevo destino fuera de España

La empresaria no quiere que sus hijas se enteren de nada de lo que sucede en el entorno de su padre ni en el de su madre. Sin embargo es imposible. De hecho, la hija mayor se enteró de la ruptura de sus padres y conoció a la novia de su progenitor a través de los medios de comunicación.

La decisión de abandonar España ya es una realidad. Solo eran habladurías, pero ahora lo estaría pensando seriamente. Según la información que se avanzaba en La hora de la 1, y ha confirmado y ampliado Jaleos, en las últimas semanas esta idea ha tomado mayor forma y el destino que más fuerza tiene para Paloma no es otro que Ginebra, Suiza. 

La mujer de Julio Iglesias le propuso irse a vivir una temporada con sus hijas a Miami. Pero su decisión de ir a Ginebra vendría por parte de Patricia Rato, gran amiga suya e hija de Victoriano Valencia. Los hijos de Patricia ya estuvieron un tiempo en un colegio de Ginebra. Precisamente sería allí donde vivirían sus pequeñas. Lo más probable es que se marche en Navidades y permanezca allí hasta el próximo verano.