Imagen con fines ilustrativos de una charcutería en Barcelona con jamón ibérico de bellota a la venta. Foto: Wikicommons

¡Ojo! Esto es lo que esconde el jamón serrano. Y no te va a gustar

stop

Hay que tener mucho cuidado

05 de marzo de 2020 (09:50 CET)

El jamón serrano es uno de los productos más valorados de nuestro país, sin embargo, hay que tener cierto cuidado con él y su calidad antes de empezar a comérnoslo.

Una loncha perfecta es de color rojo uniforme, brillante y parecida al mármol en la distribución de sus vetas de grasa. 

En ocasiones se pueden apreciar puntitos blancos que en ocasiones podemos llegar a confundir con sal, no obstante, eso son los cristales de tirosina, y son buenos para el cuerpo ya que es un aminoácido que forma proteínas.

¿Cómo surge la tirosina?

Por lo general, indica que es un alimento de calidad al haber tenido una maduración larga. No obstante, hay otros motivos por los que aparecen estos cristales de tirosina.

Pueden aparecer por los tipos de músculos en la pata de jamón o por la genética del mismo.

Cuidado cuando se mueven

En ocasiones nos encontramos con jamones que tienen esos puntos blancos y estos se mueven. Ahí hay que ir con sumo cuidado ya que no son cristales de tirosina, sino ácatos producidos la temperatura y humeda durante el proceso de maduración, si no ha sido adecuada pueden aparecer estos bichos.

En esos casos suelen desestimarse estos ejemplares de jamón ya que pueden ser problemáticos para las personas alérgicas y pueden generar problemas respiratorios. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad