La venta de cerveza se ha disparado durante la cuarentena. Foto: Getty Images.

¡Ojo con la cerveza! Se acaba de saber esto (y no es nada bueno)

stop

Ten cuidado con esto

11 de abril de 2020 (12:29 CET)

A algunos se les enciende la chispa al leer o escuchar la palabra cerveza. Esta bebida está asociada a momentos de celebración o distensión, pero no todo es felicidad a su paso. Y es que se acaba de demostrar un secreto a voces que no es bueno. 

Cuando algo nos gusta, tendemos a encontrarle decenas de razones que defienden su lado saludable. De la cerveza se llegó a asegurar en la fuente de boca en boca que, una copa al día, representaba algo saludable para el cuerpo. La verdad es que de saludable nada. 

Los riesgos de la bebida que se origina con granos de cebada regularmente, van desde deficiencias cardiovasculares hasta un camino peligroso hacia el cáncer. Aunque, como toda adicción, las alertas normalmente no funcionan para cambiar el hábito de las personas. 

Cerveza y beber alcohol

Fue a través de una información publicada por la interesante revista Addiction, que se conocieron nuevos problemas relacionados con el líquido dorado. 

El estudio se desarrolló utilizando información de la cohorte Whitehall II, lo que incluía datos de personal británico en un intervalo de 34-56 años de edad. 

Conclusiones sobre el consumo de cerveza

Las conclusiones de la investigación revelaron que los tomadores frecuentes tenían mayores problemas con el hígado, riesgos elevados de hipertensión y de infarto. Esto de seguro algunos ya lo conocían, pero lo nuevo estuvo relacionado con un incremento en la circunferencia de la cintura, así como mayor IMC (Índice de Masa Corporal). 

Para las personas que tomaron cerveza solo en su juventud, el aumento de cintura en promedio fue de 1,17 cm. En el caso de los que siguieron tomando de adultos, el aumento fue de 1,88 cm. Seguidamente, los que mantienen el hábito de beber con regularidad, presentaron 2,44 cm, y, los alcohólicos, se llevaron 3,85 cm. 

La doctora Linda Ng Fat del UCL Institute of Epidemiology & Health Care, cerró con el siguiente análisis sobre la cerveza: «Cuanto más tiempo beba de más un adulto, mayor será su circunferencia de cintura a medida que envejezcan. Por este motivo, y por todos los demás beneficios saludables, es recomendable dejar de beber lo antes posible». 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad