El rey Felipe VI (d) junto a su padre, el rey emérito Juan Carlos I | EFE

Ojo con Felipe VI. Descubierto esto. Y lo cambia todo. Última hora

stop

El rey de España se encuentra inmerso en la actual crisis sanitaria

19 de abril de 2020 (13:32 CET)

En medio de la crisis sanitaria por la Covid-19 y la terrible crisis económica a la que se enfrenta España, Felipe VI se ha visto envuelta en una nueva polémica sin quererlo. El pasado 15 de marzo, justo el primer día de decretarse el estado de alarma, la Casa Real lanzaba un comunicado donde se anunciaba que el rey Felipe VI renunciaba a la herencia de su padre, Don Juan Carlos I, y le retiraba su asignación pública. Esta decisión la tomaba tan solo unos días después de que saliese a la luz unas donaciones de 65 millones de euros procedentes de Arabia Saudí que tenían al rey emérito como beneficiario. 

El Estado de Alarma ha perjudicado la publicación de las cuentas de las actividades anuales de la institución, así como el uso de los fondos públicos que los Presupuestos Generales del Estado destina a la Familia Real Española. Zarzuela se ha categorizado en estos últimos tiempos en hacer un ejercicio de transparencia haciendo públicos los documentos entre finales de marzo y principios de abril. Sin embargo, debido a la actual crisis sanitaria, no han tenido tiempo de mostrarlas. Ahora premian otros asuntos, no obstante la ciudadania las pide. 

Don Juan Carlos I y Felipe VILa Casa Real asegura, a través de fuentes internas, que están pendientes de los procedimientos administrativos. "En este momento no se puede concretar, son procedimiento que en un momento u otro deben ser publicados", cuenta.

El rey de España, mediante el comunicado, ha renunciado a "cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona".

Según Felipe VI, éste desconocía la existencia de la primera fundación y mucho más su supuesta designación como beneficiario. En caso de que fuese cierto, el rey dejaba claro que renunciaba intergramente a esa designación. Respecto a la segunda fundación se enteró a principios de 2019. A través de un bufete de abogados envió una carta a su padre donde renunciaba a ella. "Si fuera cierta su designación o la de la Princesa de Asturias como beneficiarios de la citada Fundación Lucum, dejara sin efecto tal designación, manifestando igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad", rezaba el comunicado. Felipe VI ha quitado todo rastro de su progenitor en su despacho. Él creyó que era necesario que se hiciese público que Felipe VI no tenía conocimiento de que él desconocía este suceso. 

Cuando la situación lo permita se harán públicas las cuentas donde se recogerá el ejercicio económico de 2019 de la Casa Real, las asignaciones que recibirán en 2020, los miembros de la Familia Real, los sueldos del personal de Zarzuela, así como la lista de regalos que reciben. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad