mila ximénez se reencuentra con su hija alba

Ojo a esto. La decisión de Mila Ximénez en plena lucha contra el cáncer. Y lo cambia todo

stop

La colaboradora de Sálvame ya se encuentra al lado de su hija Alba y ha recibido la primera sesión de quimioterapia

27 de junio de 2020 (10:53 CET)

Mila Ximénez se apartó de Sálvame tras unos fuertes dolores en la espalda. La colaboradora tuvo que tumbarse en las gradas del público para soportar el dolor. Sus compañeros pensaban que era cansancio o algún tipo de lumbalgia, sin embargo era mucho peor. La sevillana acudió al médico a hacerse unas pruebas. El diagnóstico era el peor escenario posible. Tiene un cáncer de pulmón. Así se lo comunicó a sus compañeros. 

mila ximénezNo obstante, la periodista se ha mostrado en todo momento con una gran entereza y optimismo. Esta batalla la va a ganar el mejor, tal y como ella relató. Y no piensa dejar que sea "el bicho". Le queda mucho por vivir y este no es el momento de irse. Mila Ximénez ha demostrado ser siempre una guerra, tal y como muestra en Sálvame, y con esta guerra también podrá. 

El pasado lunes recibió la primera sesión de quimioterapia que alternará con radioterapia. El tratamiento tendrá una duración, por el momento, de unos seis meses. Debido al estado del tumor es imposible operar. Por este motivo se intenta con el tratamiento que se quede dormido y no moleste. 

Mila Ximénez sabe que se encuentra en una situación difícil pero su actitud es fundamental. Actualmente se encuentra con sus hermanos, quiénes se trasladaron a Madrid al enterarse. Ellos también pasaron por esta enfermedad y la superaron. Con ella, desde esta semana, también está el pilar más importante de su vida, su hija Alba. En breve se trasladará con ella y sus nietos a una casa que ha alquilado en Marbella. 

La ex de Santana tiene pensado volver al programa en septiembre, aunque eso aún es pronto para asegurarlo. Mientras reciba el tratamiento habrá días en los que se encontrará muy cansada. Ella misma ya dijo que se encontraba "bien, pero cansada" tras recibir el tratamiento. 

Sin embargo a Mila Ximénez no la para nadie ni nada. Lejos de descansar, la tertuliana tiene su domicilio patas arriba. Está haciendo los últimos cambios en su casa a la que se mudó hace escasos meses. Aún está en obras. Durante esta semana se ha visto como varios operarios se llevaban cajas y muebles de casa de la colaboradora. Una hora más tarde llegaban otras personas con un sofá blanco nuevo y otros elementos decorativos. 

 

 

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad