Oferta millonaria a Ana Obregón. Cheque en blanco sobre la mesa

La presentadora y actriz volverá a Madrid en unas semanas y se enfrentará a la realidad

Fotografía: Oferta millonaria a Ana Obregón. Cheque en blanco sobre la mesa
Fotografía: Oferta millonaria a Ana Obregón. Cheque en blanco sobre la mesa

Ana Obregón regresará en breve a Madrid. A partir de septiembre, aunque no retomará ningún compromiso profesional, tiene pensado instalarse de nuevo en su casa de la Moraleja. Desde el 1 de julio, un día después de celebrarse la misa en memoria de Álex Lequio, se encuentra en la isla balear en compañía de sus hermanas, quiénes no se han separado de ella en estos últimos meses. Aceptar el fallecimiento de su único hijo está siendo muy difícil para la presentadora, no se acostumbra a no verle más. 

ana obregónInstalarse de nuevo en Madrid será un proceso complicado. Su hijo Álex vivía la mayor parte del tiempo con ella, en su habitación. Allí todavía están todas sus cosas que permanecen intocables. Como si no hubiese pasado el tiempo. En esa casa hay demasiados recuerdos. Ana no quiere desprenderse de ella, ya que vive toda la familia al lado y es el último recuerdo de su hijo. La actriz contaba con la inestimable compañía de su perra Luna, sin embargo esta tampoco está, falleció a las pocas semanas de morir su dueño. Ahora Ana se ha quedado completamente sola, ya que tampoco tiene pareja. No obstante, mantiene una buena relación con el padre de su hijo, Alessandro Lequio, su gran apoyo. Él tampoco lo está pasando bien. 

Son muchas las revistas y programas de televisión que están deseando que Ana Obregón conceda unas palabras. No obstante, le están dando un tiempo de adaptación. La mayoría de revistas ya le han hecho una tentadora oferta, así como Telecinco. Están deseosos porque Ana se siente en un Deluxe. Antes de fallecer Álex, Ana se sentó en Volverte a ver con Carlos Sobera y habló del cáncer. Rompió a llorar. Tal vez hablar del tema a Ana le ayuda, pero quiere quedárselo para su ámbito privado. Ana Obregón ha rechazado la oferta millonaria. Como también algunos proyectos y cancela para siempre su obra de teatro. Por el momento Obregón no quiere recuperar su vida. Su vida sin Álex ya no es vida.