“¡No la conoce ni su padre!”. Nueva cara: “¡Ni María Patiño!” y ¡Sálvame patas arriba!

La colaboradora del espacio no ha escondido nunca sus operaciones

Fotografía: “¡No la conoce ni su padre!”. Nueva cara: “¡Ni María Patiño!” y ¡Sálvame patas arriba! » Diario Gol
Fotografía: “¡No la conoce ni su padre!”. Nueva cara: “¡Ni María Patiño!” y ¡Sálvame patas arriba! » Diario Gol

María Patiño ha hablado abiertamente de sus retoques estéticos. Jamás se esconde. Ella está muy contenta con la clínica Diego de León. La presentadora de Socialité quiere ser ejemplo de que todo el mundo puede hacer lo que quiera con su cuerpo si es para sentirse mejor y además deja bien claro que ningún tema debe ser tabú. 

Quién parece quiere ocultar sus evidentes retoques es Mar Torres, la pareja de Froilán. Sí, parece que se habían separado, pero esos rumores eran totalmente falsos o ya habrán hecho las paces. Los jóvenes están juntos. 

La joven no es una desconocida, en absoluto. Ni tan siquiera es un braguetazo. Mar Torres no tiene nada que envidiar a Froilán. Ella es hija de una de las familias más ricas e influyentes del país, concretamente dueños del Pozo Alimentación. Desde que se conoció la relación del sobrino del Rey Felipe VI, Mar Torres ha experimentado un gran cambio físico. 

Además, está dispuesta a convertirse en una auténtica influencer. La joven ya cuenta con más de 10.000 seguidores en Instagram y acaba de inaugurar las redes. Como siempre Jaleos se ha puesto en contacto con un prestigioso cirujano plástico para descubrir si realmente Mar Torres podría haber pasado por quirófano durante estos últimos meses. 

«Mar Torres-Fontes se habría realizado una rinoplastia para modificar la forma de su nariz, concretamente el caballete o perfil. En su imagen más reciente, se muestra una transformación muy evidente. Ha conseguido una nariz más fina, recta y con la punta más estrecha, ya que también ha reducido el tamaño de sus aletas. El precio es de 4.500 euros».

En el mismo apartado de cirugía estética, el doctor también apunta que «Mar también habría recurrido a una bichectomía, la intervención quirúrgica que consiste en extraer las bolas de bichat –unos cúmulos de grasa que se sitúan en la zona inferior de las mejillas-. Su objetivo sería remodelar el óvalo facial y conseguir la forma de pirámide invertida: pómulos muy marcados y rostro afilado. Es una intervención cada vez más demandada entre los jóvenes de entre 25 y 35 años. El resultado de esta intervención es permanente. Su precio, 1.400 euros».

La joven también habría recurrido a otro retoques que no requieren de intervención quirúrgica. Como por ejemplo el bótox para elevar las cejas. «Este tratamiento es muy común para potenciar la apertura de la mirada con un efecto que repercute incluso en la apariencia de sus ojos, que parecen más grandes. La elevación se realiza con pequeñas infiltraciones de bótox. Esta toxina botulínica es reabsorbible con el paso del tiempo. Por lo que tendría que volver a repetir este tratamiento al cabo de los seis meses. Su precio, 290 euros», explica el doctor de las Clínicas Diego de León. 

Incluso el doctor ve una diferencia notable en sus labios. «Se muestran más voluminosos, perfilados e hidratados. Este cambio lo habría conseguido con un relleno de labios. El tratamiento se realiza con pequeñas microinyecciones de ácido hialurónico, un componente que se reabsorbe de forma progresiva. Precio: 450 euros”.

Esta semana, en medio de la crisis, se rumorea que podría haber pasado de nuevo por quirófano. Al parecer visita más un hospital que la casa de sus padres. La joven quiere estar como nueva para las fiestas navideñas.  

«Me voy a hacer una bichectomía para marcar los pómulos y afinar el rostro», confesaba hace pocos días en el canal de YouTube de un centro de cirugía plástica de Madrid. Después de hacerse la operación, hace justo una semana, la pareja de Froilán abandonaba la clínica tapándose la cara, para que nadie pudiera ver cómo había quedado.

Con la cara algo hinchada, Mar Torres mostraba su nuevo rostro a sus seguidores a través de su cuenta de Instagram, en un video en que decía «Por fin he superado la operación. No he podido estar antes con las redes porque he estado muy malita», explica.

Mar Torres antes

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Rainy days ☔️

Una publicación compartida de Mar Torres 👸🏼 (@martorresss) el

 

Publicidad