¡No la conoce ni su madre! Belén Rueda se cambia la cara en el cirujano: ¡Atención!

stop

La actriz madrileña acudió a Supervivientes 2020 para presentar su última película

Belén Rueda portada

25 de febrero de 2020 (11:04 CET)

En la primera gala de Supervivientes 2020, que fue todo un éxito, Belén Rueda acudió como invitada para presentar su nueva película. A sus más de 50 años, la actriz lució un rostro visiblemente cambiado, ni rastro de arrugas y con unos prominentes pómulos. No es un cambio radical, pero si que se observa una mejoraría considerable. 

El portal Jaleos se ha puesto en contacto con el doctor Miguel de la Peña para determinar exactamente a que tratamiento podría haberse sometido. Según el especialista, la madrileña apuesta por una rutina muy cuidada de mantenimiento de la piel. Ha logrado suavizar las líneas de expresión y las arrugas sin llevar a cabo tratamientos incisivos. 

La piel de Belén Rueda se observaba muy lisa y luminosa. A pesar de su gesticulación no aparecía ningún rastro de arrugas, ni dinámicas ni estáticas. Según el experto podría haberse suministrado botox, pequeñas infiltraciones de la toxina botulínica para relajar los músculos del tercio superior del rostro. 

belén rueda"Este componente se utiliza para eliminar los signos de envejecimiento. Se lo habría aplicado tanto en la frente como en el entrecejo y las patas de gallo", señala el doctor. Este tratamiento le habría costado unos 450 euros. 

Pero no habría sido el único tratamiento. Podría haber recurrido a aparatología para rejuvenecer su mirada de una forma más natural. Un efecto que se consigue a través del tratamiento Thermage o radiofrecuencia de alta potencia para tersar la piel de la zona inferior del ojo. Este tratamiento le habría costado cerca de 1.000 euros. Tampoco se observa flacidez incipiente en el tercio inferior del rostro, por lo que podría haber recurrido a los hilos Silhouette Soft. Esta técnica alcanza los 2.000 euros. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad