Los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía | EFE

“No fue un aborto”. La reina Sofía no lo ha contado nunca. Secreto prácticamente de Estado en la Casa Real

stop

La mujer de Juan Carlos I siempre la protegió tras sucederle esto y nunca quiso que saliese a la luz

19 de julio de 2020 (10:56 CET)

La reina Sofía siempre ha protegido a sus tres hijos por igual, aunque alguna vez desde la Casa Real se viese un trato diferencial entre su hijo Felipe VI y sus otras dos hijas, Elena y Cristina. Tal vez una de las infantas con menos suerte siempre fue Elena. La hermana mayor siempre ha sido muy discreta con su vida, sin embargo, al ser quién es no puede evitar que algunas cosas se escapen de su control y salgan a la luz. Temas de drogas, abortos y problemas psicológicos desempeñan gran parte de su vida. 

Como a la infanta Cristina, la Casa Real también dio de lado a la infanta Elena para limpiar la imagen de la corona, aunque finalmente la ha ensuciado quién menos creían, el rey Juan Carlos I, quién fue la máxima autoridad de la monarquía. De no ser por su exmarido, Elena tal vez es quién menos daño ha hecho a la Casa Real, pero tuvo que pagar los errores de su hermana. 

marichalar drogas

“A pesar de su comportamiento irreprochable, la Casa Real decide prescindir de sus servicios y arrumbarla al desván de los trastos inservibles como su hermana Cristina, la gran repudiada”, recoge Pilar Eyre en su columna de Lecturas. Lo que nadie sabía es que Juan Carlos I no tenía fe en su hija Elena. Pensaba que tenía problemas mentales. 

“Mi hija mayor no está en condiciones de reinar”, espetó el rey Juan Carlos I ante los padres de nuestra Constitución. Por este motivo cambió las leyes para que el varón de la familia recibiese en el futuro el título de rey, como así ha sido. Tal y como desveló Pilar Eyre, la infanta Elena acudió durante mucho tiempo al psicólogo. 

La infanta Elena no estaba plenamente enamorada de Jaime de Marichalar. Se casó con él tras recibir el rechazo del amor de su vida. No quería que la vieran como una solterona. La infanta Elena tuvo con él dos hijos que le han dado bastantes problemas y son conocidos por todos, especialmente el varón. Froilán y Victoria Federica. 

Estos iban a tener un hermano, sin embargo perdió al bebé. Un secreto que nunca han querido desvelar en la Casa Real y por el que Elena necesitó tratamiento psicológico. La reina Sofía se volcó con ella. Finalmente tras este terrible suceso se divorció de Marichalar. La prensa se hizo eco de la noticia y dieron a entender que fue un aborto, pero realmente "no fue un aborto". 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad