“No eres mi hijo”. Kiko Matamoros destapa el escándalo del año en Sálvame

El colaborador más temida del espacio saca su agenda y revela esto

Fotografía: “No eres mi hijo”. Kiko Matamoros destapa el escándalo del año en Sálvame » Diario Gol
Fotografía: “No eres mi hijo”. Kiko Matamoros destapa el escándalo del año en Sálvame » Diario Gol

Kiko Matamoros es el colaborador del espacio de Telecinco con más información privada de los famosos. Cada vez que abre la boca deja a todos de piedra y arma un gran lío. No le importan las demandas porque tiene todo bien atado y asegura que su información es veraz. La última saga de la que ha hablado son los Iglesias. Después de Julio Iglesias, Kiko Matamoros es la segunda celebridad con más hijos, aunque a Matamoros no le salen por debajo de las piedras. 

Javier Santos Según ha determinado la Audiencia Provincial de Valencia, Julio Iglesias no tendrá más hijos por el momento. Dictamina que Javier Santos no es hijo del cantante. La Sal, ha estimado los recursos de apelación Iglesias y la Fiscalía y coincide en que se trata de «cosa juzgada», pues ya fue objeto de pronunciamiento judicial años atrás en el marco de otros dos procedimientos que concluyeron con el rechazo de la pretensión.

Javier Santos presentó una prueba genética que daba una coincidencia altístima con Julio Iglesias, por este motivo se solicitó una prueba de ADN al cantante. Esta prueba se hizo de forma ilegal. Un detective privada que contrató la otra parte consiguió hacerse con una botella que Julio José utilizó tras hacer surf en una playa de Miami. Con los restos de saliva se realizó una prueba que daba la certeza total de que ambos compartían el mismo padre, según el abogado de Javier Santos. 

Julio Iglesias se nego a hacerse las pruebas que confirmarían o desmentirían una supuesta paternidad. Por este motivo, y por el gran parecido físico que existe entre ambos, se estimó la demanda. Esto no quedará aquí ya que yal y como comentó su letrado, si la Audiencia revocaba la primera decisión judicial irían hasta los tribunales de los derechos humanos de Estrasburgo. 

 

 

 

 

 

Publicidad