“Necesitas ayuda”. Foto en bikini de la novia de Kiko Matamoros. “Ves al médico”

stop

Marta López Álamo, pareja del colaborador de Sálvame, estalla y calla bocas

Marta López, novia de Kiko Matamoros, en mtmad

14 de junio de 2020 (14:42 CET)

Marta López decidió operarse el pecho por tercera vez. Lo hizo tras pasar el confinamiento. Hace unas semanas la mujer de Kiko Matamoros se realizó una micropigmentación en los labios. Al parecer estaría sufriendo un indeseado efecto secundario que ha explicado en sus redes sociales donde es muy activa. 

Durante varios días estuvo totalmente desconectada. “No me paso por aquí para hablaros por ‘stories’ porque me ha salido un herpes en la boca a raíz de hacerme una micropigmentación”, ha comenzado a explicar la modelo a todos sus seguidores. Era consciente de que esto podía suceder. “Si eres propensa a los herpes es muy probable que te salga uno cuando te lo haces”, ha continuado explicando. Marta López está muy contenta con el cambio estético que ha sufrido. “Pero no pasa nada porque el color que se me ha quedado es el que quería. Ya se ha bajado y no es tan rosa”, ha continuado explicando. 

Marta López

La modelo ha utilizado las redes sociales para callar la boca a todas aquellas personas que critican de nuevo su delgadez. Algo que no soporta. La joven está harta y ha soltado todo lo que lleva dentro. Marta López publicaba una típica fotografía de ella en bikini enseñando cuerpazo. Muchas personas le han faltado al respeto con insultos. Ya en su momento López confesó que padeció trastornos alimenticios. Ahora mismo se siente feliz consigo misma. La pareja de Kiko Matamoros lleva a cabo una dieta equilibrado y ejercicio físico diario para estar estupenda.

“Estoy flipando, ¿os parece normal que me faltan al respeto mujeres de cuarenta y cincuenta años diciéndome lo que tengo que hacer? Que si estoy esquelética, come un poco más. ¿A vosotros os dicen joder qué gorda estás come un poco más? ¿Os parecería bonito? No sé quiénes sois vosotras para decirme cómo tengo que estar”, ha contado Marta López. "Necesita ayuda" o "ves al médico", le escriben. 

Además ha defendido su cuerpo diciendo que “soy una mujer real, como una persona que tiene una talla 50, igual de real y respetable. Parece que estar delgada es un delito. No tenéis ni idea de mi vida, de lo mal que he estado física y mentalmente. Estoy delgada porque me gusta, porque me lo curro, porque es el cuerpo que quiero tener y por mi trabajo”, ha dicho. 

Y recrimina que “nadie le dice a usted nada por estar comiendo patatas fritas en el sofá porque es realmente respetable. Por favor, hay todo tipo de cuerpos y de elecciones. Y mi elección es cuidarme y ya está. Nadie me tiene que estar diciendo nada. Gritamos tolerancia a los cuatro vientos y somos unos intolerantes”, ha asegurado.

“Entiendo que soy un personaje público, que podéis opinar. Pero una cosa es opinar y otra cosa es juzgar a la ligera y sin conocimiento de causa. Yo flipo”, ha terminado Marta su vídeo.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad