Paula Echevarría | EFE

“¡Muy gordo, feo y arrugado!”. Paula Echevarría enseña lo nunca visto. “¡Horror!”

stop

La enésima polémica de la it girl en las redes sociales

14 de abril de 2020 (12:33 CET)

Paula Echevarría es muy consciente de que cada una de sus publicaciones e Instagram, ya sea en forma de fotos o vídeos fijos o a través de stories (publicaciones que se borran automáticamente al cabo de 24 horas) es analizada al detalle.

Una análisis que hacen tanto sus seguidores, que son muchos, como sus haters, que también son unos cuantos. Eso sí, como ya ha podido comprobar en muchas ocasiones, las ganas que le tienen sus detractores acaban derivando en una serie de críticas que rozan el ridículo.

Paula Echevarría

Si bien es cierto que en alguna que otra ocasión Paula ha metido la pata con alguna declaración poco apropiada o alguna publicación polémica, la gran mayoría de las crítica que llegan de parte de su sector de haters “no se sostienen por ninguna parte”, como bien apuntan sus seguidores más fieles.

El lío con Paula Echevarría

Y el último lío que circula por las redes es un claro ejemplo de ello. Y es que a Paula se le ocurrió que era una buena idea enseñar a través de sus stories un producto de belleza. Sin embargo, sus haters han prefiero dejar eso de lado y centrarse en criticar su dedo gordo de la mano.

Paula Echevarría

Sí, has leído bien, las críticas ahora a Echevarría legan porque, según muchos de sus detractores, tiene el dedo “¡Muy gordo, feo y arrugado!”. Pero ojo porque comentarios como “¡Horror!”, “Qué dedo más feo por Dios” o “Buff ¿qué le pasa a ese dedo Paula?” también circulan por las redes.

Por suerte para Paula, han sido miles los seguidores que han salido en su defensa. Pero ojo, más que en defensa de la pareja de Miguel Torres, atacando a este tipo de comentarios y a sus haters.

Opiniones como “Sois patéticos”, “Ya no sabéis qué hacer para criticarla”, “¿En serie criticáis el dedo de Paula?” o “Madre mía la de tiempo libre y pocas neuronas que tienen algunos…” son un buen ejemplo de ello.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad