Muerte terrible en España. La infanta Elena devastada. ¡Última hora!

stop

El fallecimiento que pone a la Casa Real en el punto de mira

infanta elena

07 de febrero de 2020 (10:56 CET)

Este viernes se cumplen 13 años desde la muerte de Érika Ortiz, hermana de la Reina Letizia. La cuñada de Felipe VI fue encontrada en su casa sin vida el 7 de febrero de 2007 por el que entonces era su pareja sentimental, Roberto García.  Una pérdida terrible que sacudió España y a la Casa Real.

Tiempo después se supo que falleció a causa de un suicidio, a causa de una profunda depresión que arrastraba desde que se separó de su Antonio Vigo.

Érika Ortiz no pudo más

“La cronología de los hechos hacía pensar que la decisión de Érika había sido había sido meditada. La tarde anterior, había dejado a su hija Carla en casa de una amiga. Y la antevíspera había pedido dos días libres en Globomedia. Muy calculado. Muy frío. Muy poco Érika”, explicaba su primo David Rocasolano en el libro Adiós, princesa.

Además, Ortiz habría escrito cinco cartas que se encontraron en el lugar donde falleció. Una correspondencia que, aunque no han trascendido los destinatarios, se dice que iba dirigida a las personas que más influyeron en sus últimos meses de vida. Estos serían su padre, su hija, Antonio VigoRoberto García y Letizia.

Acusaciones a la Casa  Real

Sin embargo, muchas voces han apuntado que esa depresión se vio profundamente aumentada a raíz de la boda de Letizia con Felipe VI, Al parecer, Érika había pasado a estar en la palestra pero, sin embargo, nadie de su entorno la ayudó. Todo lo contrario. La dejaron sola.

“La situación se está yendo de madre… Me han dejado sola, David. Me siento sola”, le habría dicho a su primo, según relata Rocasolano en el mencionado libro.

Reina Letizia libro

Unas acusaciones que todavía hoy muchos mantienen. Desde el entorno de Érika consideran que la presión a la que fue sometida fue insoportable para la hermana de la Reina y que habría sido el detonante de la decisión final e irreversible de Ortiz. Y que muchos todavía señalen a los miembros de la Familia Real duele profundamente a Letizia, Felipe, e incluso a la infanta Elena y a los eméritos, Juan Carlos y Sofía.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad