Johnny Depp

“Muere de sobredosis”. Johnny Depp y Hollywood, conmocionados. Última hora

stop

La noticia que arrasa en el mundo del cine estadounidense

02 de enero de 2020 (15:08 CET)

En 2019 el productor y DJ noruego Kygo lanzó el tema Higher love. Un single en el que ‘resucitó’ la voz de Whitney Houston y que se convirtió en el primer disco de la fallecida cantante norteamericana desde que lanzó su último disco, I look to you.

Un trabajo que sirvió a los fans de la artista para disfrutar una última vez de su ídolo, desaparecida en 2012 por causas que todavía hoy se desconocen del todo, aunque muchos apuntaron a una mezcla mortal de alcohol y calmantes.

Un asunto que ha salido de nuevo a relucir recientemente. Y es que hace unas horas saltaba una noticia en Estados Unidos de la muerte de una persona cercana a la cantante que también habría tenido que ver con sustancias peligrosas.

 “Muere de sobredosis”, escribían muchos medios, en referencia al fallecimiento de Nick Gordon, conocido por ser acusado de ser el “responsable” de la muerte de Bobbi Kristina Brown, la única hija de Whitney Houston, en 2015.

Joe Habachy, abogado de Gordon, ha sido el encargado de confirmar este miércoles la muerte del joven de 30 años. “Es realmente angustiante haber presenciado de primera mano la devastación total que la adicción a las drogas ha causado entre un grupo de jóvenes amigos, todos amados y con un potencial inmenso", declaró su abogado a la agencia AFP.

Muerte sonada en Hollywood

Una noticia que no ha pasado desapercibida en el entorno de la que fuera actriz y cantante y tampoco entre las personalidades de Hollywood como Johnny Depp, Kevin Costner, etc. Sobre todo por la relación que Gordon mantenía en 2015 con Bobbi Kristina Brown, cuando esta fue hallada muerta, como su madre, en una bañera. Para muchos fue como una repetición de la muerte de Houston.

Nick Gordon y Bobbi Kristina Brown

Acusado

Según determinó el juez, la joven habría muerto después de tomar un "cóctel tóxico” que le habría dado Nick, que posteriormente la habría dejado en la bañera inconsciente, donde habría sido encontrada muerta horas después, a la corta edad de 22 años.

Gordon fue condenado a pagar 36 millones de dólares por daños a los administradores de la herencia de la joven. Estos habría declarado en su momento que el recién fallecido habría gritado a la cantante durante un ataque de celos esa misma noche, después de haber estado toda la noche de fiesta “bebiendo alcohol y tomando cocaína”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad