Mila Ximénez sigue fumando durante el tratamiento contra el cáncer de pulmón

Mila Ximénez harta de las críticas que recibe todos los días por su enfermedad ha contestado alto y claro en sus redes sociales

Mila Ximénez
Mila Ximénez

Mila Ximénez en el punto de mira de los espectadores tras comunicar que padece un cáncer de pulmón. En uno de los últimos programas de La última cena sintió un dolor terrible en la espalda que le hizo quedarse tumbada en las gradas. Ella pensó que sería lumbalgia o algo por el estilo, al día siguiente acudió a realizarse unas pruebas a urgencias. En unos días recibió la peor de las noticias. No obstante, siempre se ha mantenido muy fuerte.

Durante todo este tiempo Mila Ximénez no ha dejado el trabajo. Prometió que volvería en septiembre y lo hizo, incluso unos días antes de lo previsto. La colaboradora necesitaba recuperar la normalidad. Tras su aparición las críticas no cesaron. Las personas con cáncer que reciben un tratamiento de quimioterapia y radioterapia normalmente tienen sus días más buenos y sus días más malos. A los espectadores les extraña que tenga tan fuerza para estar en plató tantas horas. Pero lo que más sospechan es que no se le caiga el cabello ni el pelo de las cejas. Tampoco muestra el rostro pálido. Ella dijo que está recibiendo un tratamiento con el que no se te cae el cabello.

Fotografía: Mila Ximénez sigue fumando durante el tratamiento contra el cáncer de pulmón
Mila Ximénez

Lo peor de todo es cuando se filtró una fotografía donde se vio a Mila Ximénez fumando por la calle tranquilamente mientras compartía una agradable conversación con Belén Rodríguez y Antonio Rossi. Al fumar también se quitó la mascarilla obligatoria, algo poco recomendado ya que ella por la enfermedad y por la edad pertenece al grupo de riesgo. Pero lo peor es verla fumar sabiendo que tiene cáncer y con metástasis, es decir que las células cancerígenas se le han desarrollado por todo el cuerpo. Por norma general si el cáncer se ha expandido no hay nada que hacer. La supervivencia es de unos cinco años máximo, dependiendo del tipo de cáncer, si está más o menos localizado o el estado anímico del paciente.

“Que alguien me explique que, con un cáncer de pulmón, gritando que va a luchar por ganar, siga con el vicio del cigarrillo… Y no me digan que es difícil dejarlo, que por salud se deja cualquier vicio, igualito que Matamoros y Terelu”, ha señalado uno de los usuarios de Twitter. Como éstas cientos y miles de críticas. Mila Ximénez ha querido responder a todos ellos. “No me hacen daño los que ponen en duda mi enfermedad. Lo único que me lesionaría es que me borraran la sonrisa y las ganas de lucha. Eso sería regalarle mis fuerzas. Y ese es mi tesoro. De todas formas, no puedo olvidar a los que me mandáis vuestra energía. Las absorbo con fruición. Un millón de gracias y abrazos infinitos”, ha escrito en sus redes sociales.