Mila Ximénez se lo veía venir. “Estoy enferma”. Confesión entre lágrimas

stop

La colaboradora de Sálvame no quiere salir a la calle durante el confinamiento

Mila Ximénez llorando

08 de abril de 2020 (11:40 CET)

Mila Ximénez se encuentra confinada, como el resto de españoles, en su casa. La periodista tiene práctica, ya que hacía solo un mes que abandonó la casa de Guadalix, donde se desesperó. Pero más que por vivir encerrado, por compartir techo con Hugo Castejón. La colaboradora no sale de casa para nada, tal y como cuenta en su blog de la revista Lecturas. Lleva sumo cuidado para no estar para no infectarse. Sería una preocupación innecesaria para su hija Alba, que está muy ocupada con su trabajo y sus hijos. 

Un caso lo tiene en Tamara Gorro, quién ha vivido una auténtica pesadilla estas últimas semanas. El coronavirus se ha cebado con la familia, aunque por suerte ha tenido final feliz. Hace dos semanas, el futbolista argentino Ezequiel Garay, pareja de la influencer, dio positivo en un test, tras la eliminatoria que su equipo, el Valencia, disputó en los octavos de final de la Liga de Campeones con el Atalanta italiano. La plantilla viajó hasta Milán, uno de los principales focos de infección. 

La pareja de Tamara Gorro no pudo disputar esa eliminatoria debido a la lesión en los ligamentos de su rodilla derecha que le obligó a pasar por quirófano. Durante el periodo de convalecencia se enfrentó al coronavirus, que le mantuvo aislado durante dos semanas. Tanto Gorro y Garay han sufrido mucho con esta situación. Además, el hijo pequeño también fue ingresado hace tres semanas.

 

El pasado 31 de marzo, Tamara Gorro utilizó las redes sociales y dejó muy preocupados a sus seguidores. En la fotografía, la modelo aparecía con el rostro visiblemente cansado y escribió:  "Familia virtual. Perdonad que hoy no esté por aquí tampoco. La noche del domingo comencé a encontrarme mal, ayer no podía tenerme en pie y hoy tampoco. Muy cansada y la sensación de falta de aire, como si tuviera ansiedad", reza el mensaje.

"Quizá el encierro de todos estos días y toda la situación provocó esa angustia. Ni idea, pero lo que voy a hacer es lo siguiente: tranquilizarme, dar descanso que el cuerpo me pide e ir viendo evolución. Estoy segura de que en unas horas estoy como nueva dando guerra. ¡OS AMO!", concluye la influencer.

Sus seguidores creyeron que podría tener coronavirus, debido a que su marido lo pasó. Tamara Gorro parece haber realizado un diagnóstico muy adecuado de su situación y, sobre todo, que se ha 'autorecetado' un tratamiento que podría paliar todos esos síntomas a los que hacía referencia en el post.

La influencer está sufriendo los síntomas del confinamiento por el que están pasando muchas personas debido a estar encerrados y sin trabajar durante tantas horas. Insomnio, estrés, depresión y ansiedad. Es muy importante no pasar por alto ningún síntoma y dar la voz de alarma a la primera de cambio, ya que una intervención temprana facilita que se palien los efectos y, por supuesto, que todo ello derive en enfermedades psicológicas mucho más graves.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad