Leo Messi | EFE

Messi se vuelve a pelear en el vestuario del Barça. “Ni se hablan”. Y es titular indiscutible

stop

El equipo de Quique Setién supera al Éibar (5-0) en el choque previo a la visita al Nápoles

22 de febrero de 2020 (18:04 CET)

El FC Barcelona venció al Éibar (5-0) en el último choque en la Liga antes de visitar el Santiago Bernabéu. Los blaugrana se aseguran así la opción de asaltar el liderato en el feudo del eterno rival.

El choque quedó visto para sentencia en la primera mitad, que estuvo dominada por completo por los de Quique Setién. Los visitantes solo se acercaron tímidamente en dos ocasiones, mientras  Leo Messi ha sumaba un hat trick en el minuto 40. Antes había anotado en el minuto 14’ para abrir la lata y en el 37’ para poner tierra de por medio.

Leo Messi eibar gol 1

Messi reparte estopa

Un Messi que volvía a hablar como no hacía desde hace algunos encuentros: con gol. Y es que últimamente al de Rosario se le ha visto más en lo extradeportivo que en el césped.

Leo volvía a ser noticia esta semana tras una entrevista concedida a Mundo Deportivo, en la que se pronunció sobre la noticia destapada por la cadena SER acerca del presunto uso de dinero del club por parte de la directiva de Josep Maria Bartomeu, para crear corrientes de opinión en las redes sociales a favor de su grupo y en contra de jugadores, ex miembros del club y otros aspirantes a la presidencia del Barça. "Lo veo raro", decía el astro.

Una comparecencia que se producía solo unos días después de que el capitán respondiera a Eric Abidal, después de que el secretario técnico acusara a algunos jugadores de no trabajar bien. En otras palabras, en menos de 15 días, dos encontronazos del delantero con la zona noble.

Messi, a la que salta

Pero los responsables no son los únicos con los que ha chocado el ‘10’ culé en las últimas semanas. El seis veces Balón de Oro parece enfadado con el mundo.

Tal y como recogió Diario Gol, el atacante habría tenido un percance con Riqui Puig en un entrenamiento. Según se ha filtró desde el seno del club, el canterano tuvo un roce con el delantero argentino en una sesión de entrenamiento que no terminó nada bien. Habría ocurrido durante uno de los rondos que realizan los cracks en las sesiones de Setién.

En un instante del ejercicio, Riqui lanzó un caño a Leo, en un gesto que no le habría gustado nada al astro de Rosario. Y curiosamente, el joven se quedó fuera de las convocatorias de Setién en los siguientes partidos y apenas ha vuelto a jugar. En este sentido, Jean-Clair Todibo también contaba que los jugadores tienen órdenes de controlarse cuando se trata de hacer una entrada a Leo.

Otra pelea con Messi de por medio

Pero hay más. Según publicó El País y recogen algunos medios, Messi se las tuvo con un peso pesado de la plantilla. Leo y Marc- André ter Stegen se engancharon en un entrenamiento. Justo después de la derrota en Mestalla. De hecho, sospechosamente, en los siguientes partidos no hubo piña previa al partido. “Ni se hablan”, comentaban en la ciudad condal.

Marc Andre ter stegen eibar

Un Ter Stegen que es el único que da la cara cuando las cosas van mal. Que agradece siempre a los aficionados el apoyo constante al equipo. Y que hoy por hoy es uno de los mayores ejemplos de profesionalidad en el equipo azulgrana. Y como el alemán, otros tantos. Y es que ya no solo miran con recelo al argentino los recién llegados como Antoine Griezmann.

Fractura en el vestuario

Jugadores del núcleo duro que llevan más tiempo han tenido un distanciamiento importante en los últimos meses con el capitán. Futbolistas a los que no les gusta que todo tenga que pasar siempre por Leo Messi.

Cracks a los que mosquea que sea Messi el que decida quién se queda y quién se va. O que provoca que el Barça fiche un jugador de medio pelo como Martin Braithwaite para que Luis Suárez no tenga competencia cuando vuelva. Jugadores que a los que molesta que se le haga el favor a Jordi Alba de renovarlo a pesar de estar dando un rendimiento nefasto. Incluso Gerard Piqué cuentan que ya no guarda la misma relación de antaño con el argentino. Y la situación está degenerando en una fractura en el vestuario preocupante.

Respecto a la segunda mitad, el Barça se dedicó a especular, pensando ya en la visita al Nápoles del próximo martes en el regreso de los culés a la Champions League. Los goles no llegaron hasta los últmos minutos. Messi anotó el cuarto en el 87', completando el segundo póker del argentino al Éibar. El pase lo dio Bratihwaite.

El danés estuvo a punto de marcar en la siguiente jugada, pero Dmitrovic desvió, dejando el balón muerto para que Arthur cerrara la manita en el 89'.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad