“Me dan vida para tres meses”. Chelo García-Cortés no lo cuenta en Sálvame. La confesión que hiela la sangre

stop

La colaboradora catalana estuvo muy pendiente de su evolución desde que se lo detectaron

mila ximénez y chelo garcía cortés

07 de julio de 2020 (11:52 CET)

Chelo García Cortés arropa a Mila Ximénez en sus momentos más difíciles. La colaboradora de Sálvame lucha contra un cáncer de pulmón, por suerte cuenta con el apoyo de sus familiares y amigos. Además cuenta con grandes dosis de optismismo, dos cosas fundamentales para afrontar la enfermedad. Sin embargo, no es la única que se enfrenta a una cruda realidad y en Sálvame lo saben, han hablado de ella en alguna ocasión. 

Marisa Jara narra su duro episodio. Cuando estaba ilusionada en busca de un bebé, recibió el peor de los diagnósticos que tiró por tierra sus planes. En una de las visitas médicas rutinarias, los médicos le detectaron un tumor muy próximo al colon. Fue intervenida de urgencia en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. 

Se trató de una operación muy complicada por la que tuvieron que extirparle parte del intestino grueso y el colon. Ahora, después de dos años de tratamiento, Marisa Jara confiesa cómo se encuentra después de haber recibido el alta. Marisa Jara acudió hace unos días a la primera premiere en Madrid tras el estado de alarma. Vio el estreno de la película La lista de los deseos de María León y Andrés Velencoso. Acudió en compañía de su pareja, Miguel, un asesor inmobiliario con el que lleva medio año. 

Ahora mismo Marisa Jara está feliz porque ha visto cumplir uno de sus sueños. Está volcada en su colección de complementos. Además, ha fichado por una agencia de modelos con curvas. 

"El último control por mi cáncer de estómago salió bastante bien y hasta abril no tengo que volver a lo que yo llamo la ITV. Claro que me tengo que cuidar, ir a la oncóloga y vigilar la nutrición, pero me dieron el alta para intentar ser mamá» explica la modelo que añade sentirse «muy bien, cada tres meses me van alargando la vida y estoy muy contenta".

A largo plazo se vuelve a plantear la posibilidad de ser madre. "Mi sueño es ser madre, sé que habiendo tenido un cáncer de útero, endometriosis y haber cumplido cuarenta años, no es fácil, pero tampoco imposible", decía muy emocionada.

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad