María Teresa Campos y Terelu | EFE

María Teresa Campos o “Vaya escándalo con la niña”. Y va de Terelu (y es muy feo)

stop

La veterana presentadora y el lío en las redes sociales con su hija

08 de octubre de 2018 (15:00 CET)

Nuevo escándalo en la familia Campos. Eso sí, en esta ocasión la protagonista del nuevo lío no es ni María Teresa, ni Carmen Borrego, ni Terelu. Y es que no ha sido otra que la hija de ésta, Alejandra Rubio, la que ha puesto patas arriba las redes sociales. Y todo por una imagen en su cuenta de Instagram.

Su madre, Terelu, se sometió hace unos días, en concreto el pasado sábado día 6, a una doble mastectomía. Una operación que, tal y como informan desde la clínica, ha ido estupendamente.

De hecho, el doctor José Ángel Cortés Márquez emitió un comunicado: “La paciente Dña. Teresa Borrego Campos evoluciona satisfactoriamente de la intervención a la que fue sometida ayer en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz para realizarle una doble mastectomía. Tras pasar la noche y la mañana de hoy bajo vigilancia médica y recibir hoy la visita del equipo médico, éste ha confirmado la evolución favorable de la paciente, por lo que se ha tramitado su traslado a la habitación de Hospitalización, donde continuará su recuperación con seguimiento del equipo médico.”

El lío con Alejandra Rubio

El caso es que la hija de Terelu, Alejandra, colgó el pasado domingo una imagen en su stories de Instagram en la que se podía ver a ella y a una amiga en medio de una fiesta en plena calle pidiendo a los asistentes que las dejaran pasar con el coche.

Y claro, a los pocos minutos su cuenta se llenó de emnsajes en su contra. Mensajes en los que era criticada por “Irse de fiesta” con su madre en el hospital. Es más, hay quien incuso apunto: “Vaya escándalo con la niña”.

Nada más lejos de la realidad. Tal y como explicó la propia Rubio minutos después en otra publicación, ella y su amiga se encontraron con la fiesta sin saberlo mientras iban de camino al hospital a ver a Terelu.

Alejandra Rubio muy disgustada por su madre y por los comentarios de la gente que pensaba que estaba de fiersta. Texto subido a su perfil de instagram

Pero ya era demasiado tarde. Muchos siguieron criticándola. Y es que ese es el peligro de las redes sociales que, por mucho que se aclare una situación, hay quien tiene ganas de meter el dedo en la llaga. Aunque, como ocurre en este caso, no exista ni la llaga.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad