María Teresa Campos con Terelu y Carmen Borrego  | Telecinco

María Teresa Campos o “Arrocet con otra” (y famosa). Terelu y Carmen Borrego no quieren hablar

stop

El lío con el humorista mexicano que las hijas de la veterana presentadora callan

03 de diciembre de 2018 (15:35 CET)

​María Teresa Campos no es que esté pasando precisamente por su mejor momento. Y es que no son uno ni dos los frentes que tiene abiertos. Son tres. Por un lado, el profesional.

Lejos de la pequeña pantalla

Paolo Vasile ha decido prescindir de ella en Telecinco, con lo que muchos aseguran ya que su carrera en la pequeña pantalla se ha dado por finalizada. Primero se quedó sin programa y luego vio como Las Campos no tendrían una tercera tempodada viendo el fracaso de la segunda.

Un buen palo pura una Teresa que ansía volver a peonarse delante de las cámaras. Lo va a tener difícil. Al menos en Telecinco.

Terelu sigue recuperándose

Por otro lado, y quizás su mayor preocupación en estos momentos, el estado de salud de su hija Terelu. Tras someterse a una doble mastectomía hace un tiempo, la recuperación de Terelu no está yendo lo bien que se esperaba y sus visitas al hospital son más qué constantes.

Terelu Campos | Telecinco

Algo que tiene a campos, cómo no, muy preocupada. De hecho, no se separa de su hija, a la que acompaña en todo momento. Debido a ello prefirió quedarse en Madrid y no acompañar a su pareja, Bigote Arrocet, a Marbella.

El lío con Bigote Arrocet

Y es que el humorista se desplazó hasta tierras andaluzas para ser jurado del certamen Linda de España 2018 donde, además, presentó sus diseños. Sí, ahora Arrocet es diseñador. Ver para creer.

El caso es que allí coincidió con María Bravo, la mejor amiga de la actriz americana Eva Longoria, con quien, según los presentes, hicieron muy buenas amigas. Y claro, con un tipo como Arrocet eso tiene muchos sentidos. De ahñí que en las redes ya disparen: “Arrocet con otra”.

Eso sí, tanto Terelu como Carmen Borrego, que no es que se lleven precisamente bien con el novio de su madre, prefieren callar. Bastantes disgustos tiene María Teresa

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad