María Teresa Campos cambia a Edmundo Arrocet por un nuevo acompañante

stop

La relación entre la presentadora de Telecinco y el artista chileno no empieza el año con buen pie

María Teresa Campos

31 de enero de 2019 (12:51 CET)

Nadie daba un céntimo por la relación entre María Teresa Campos y Edmundo Arrocet. Cuando saltó la noticia a los medios de comunicación empezaron a tildar al chileno de oportunista. Ni tan siquiera sus hijas apostaban por la relación. A pesar de ello la pareja lleva años de feliz noviazgo. La matriarca del clan Campos está muy ilusionada, pero poco a poco Bigote Arrocet está acabando con su paciencia. 

Muchas veces se ha hablado de rumores de crisis entre la pareja, algo que siempre se han encargado de desmentir con apariciones públicas. Debido a su trabajo el artista debe ausentarse varias temporadas al año. Y María Teresa Campos se queda sola en uno de los peores momentos de su vida. 

María Teresa Campos sale del hospital del brazo de su chófer

La periodista ha vivido un año de máximo preocupación y tristeza, en parte por la enfermedad de su hija Terelu Campos. Además, la sombra de la jubilación la persigue constantemente. Desde que Paolo Vasile decidió cancelar Qué tiempo tan feliz para dar paso a Viva la vida, María Teresa no ha vuelto a tener un espacio en la cadena. Varias fuentes apuntan que el directivo de Mediaset estaría pensando en prescindir de la comunicadora a partir del próximo mes de marzo, justo cuando finaliza su contrato de exclusividad. A todo esto hay que sumarle la perdida de poder económico que ha desencadenado con la venta de su mansión.

De la Moraleja a Aracava. María Teresa Campos cambía de barrio y aunque continúa en uno bueno, ahora pasará a tener vecinos y piscina comunitaria. La pasada semana la madre de Terelu y Carmen Borrego acudió junto a Edmundo a una casa de subastas para deshacer de algunos muebles de la casa. A pesar de ello, Arrocet nunca ha estado al lado de su amada en sus momentos más difíciles. 

María Teresa Campos acudió este martes a una revisión médica con su fisioterapeuta. La presentadora salió seria y cabizbaja del lugar de la mano de su chófer. Ni rastro de Edmundo Arrocet. Una vez más vuelve a ausentarse. A pesar de estar más que acostumbrada a estas ausencias, la Campos no las lleva nada bien. Y empieza a estar un poco harta. Lo que más le dolió fue que no estuvo en el momento de la operación de su hija. 

En la entrevista que Terelu Campos realizó para Sábado Deluxe agradeció el apoyo recibido de su madre, de su hermana, Carmen Borrego; incluso del marido de esta, pero ni hablar de Edmundo Arrocet. El gran ausente de la familia. De momento María Teresa Campos le da una nueva oportunidad. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad