María Patiño sale trasquiladas por el último engaño de ‘Socialité’

María Patiño asegura a los espectadores que van a enseñar una prueba de ADN para determinar si Kiko Rivera es hijo del doctor de Isabel Pantoja

Fotografía: María Patiño sale trasquiladas por el último engaño de ‘Socialité’
Fotografía: María Patiño sale trasquiladas por el último engaño de ‘Socialité’

Como el resto de programas de la cadena, ‘Socialité’ se ha volcado con la guerra familiar entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera que tan buenos datos está reportando a la cadena. Sin ir más lejos todos los espacios han anotado récord de audiencia de la temporada, tanto en espectadores como en share. Este domingo el programa de María Patiño se llenaba de críticas por mentir sobre la supuesta prueba de ADN que dictaminaría si Kiko Rivera es hijo de Paquirri o del doctor Cariñanos. Pero no es el único escándalo del día.

Fotografía: María Patiño sale trasquiladas por el último engaño de ‘Socialité’

En la entrevista de Kiko Rivera se habló del ginecólogo de Isabel Pantoja y nuevamente los espectadores vieron un gran parecido con el DJ. Se lleva rumoreando desde hace años con la posibilidad de que realmente el doctor Cariñanos sea el padre real de Kiko Rivera. Son como dos gotas de agua y el parecido con sus hermanos Fran y Cayetano Rivera, como a su padre, es totalmente nulo, inexistente.

Una vez más ‘Socialité’ ha vuelto a tocar este tema tan polémico. María Patiño y su equipo anunciaban una supuesta prueba de ADN que iba a confirmar de una vez por todas de quién era hijo Kiko Rivera. Como siempre han esperado hasta los últimos minutos del programa para revelarlo. “Le vamos a dar a Kiko las explicaciones que le solicitaba a su madre, vamos a saber la verdad”, avanzaba María Patiño.

¿Habrá dado positivo o negativo dicha prueba? Todos los espectadores estaban en vilo. La prueba se la realizó Francisco Javier Muñoz, uno de los hijos biólogicos del doctor en el año 2018 porque quería saber si Kiko era su hermano después de ver que el parecido físico con su padre y con él y su hermano era indudable. 

“Es igual que yo, quería saber si era mi hermano o no. Coincidí con él en Manchester, en un partido de fútbol. Dio la casualidad de que se sentó tres filas delante de mi. Se fumó un cigarro y cogí la colilla al acabar el partido. Le hice la prueba de ADN, estaba obsesionado con la idea. A los diez días me dieron el resultado. De haber sido hermano, hubiese sido un boom”, explicaba entonces Francisco Javier en un artículo de El Español dejando claro que no eran hermanos.

Igual que Kiko Rivera con su madre, los espectadores se sintieron estafados y engañados con Socialité. “No tenéis vergüenza”, “carroñeros” o “farsantes” eran algunos de los calificativos que se podían leer este domingo en Twitter