María Patiño con su hijo Julio

María Patiño rota de dolor. Y es por su hijo Julio. Mazazo terrible

stop

La colaboradora de Sálvame y presentadora de Socialité no soporta las críticas recibidas

26 de noviembre de 2019 (15:28 CET)

A María Patiño se la criticó duramente por su enfrentamiento con algunos colaboradores de la cadena como Carmen Borrego. Ella está dispuesta a hundir a algunas celebridades, mientras que no es capaz de hablar nunca de su vida privada. La presentadora de Socialité ha abierto su corazón y ha hablado sin ningún tipo de problemas de algunos aspectos desconocidos de su vida como la bulimia que sufrió con tan solo 14 años y que por ello sufre trastornos alimenticios. 

La colaboradora de Sálvame, en la sección M de mujer, ha revelado que está dolida porque en alguna ocasión se le ha tachado de mala madre y se la ha cuestionado como tal. Algo que le duele mucho ya que ha demostrado que está muy unida a su hijo Julio, quién el año pasado cumplió la mayoría de edad y se le pudo ver el rostro. 

“Lo he vivido desde hace muchísimos años, yo me he visto cuestionada por gente de mi entorno profesional por el hecho de trabajar en Madrid y tener que depender de los abuelos para la crianza de mi hijo”, ha afirmado la colaboradora. Para no separarlo de sus amigos y familiares, María Patiño dejó a su hijo al cuidado de sus abuelos cuando tuvo que venirse a Madrid para trabajar. Por eso se mueve a caballo entre Madrid y Sevilla, pero tiene poco tiempo libre para hacerlo. 

“Julio es el amor de la vida de María. Siente debilidad por él, y cuando él vivía en Sevilla con sus abuelos mientras María trabajaba en Madrid, cogía un ave todos los fines de semana que podía para ir a verle”, contaron fuentes cercanas a la colaboradora a ‘El español’ recientemente.

"He tenido un sentimiento de culpa por luchar por mi profesión, buscar una independencia y un futuro para mí y para mi hijo que me ha costado sangre durante muchísimos años de mi vida y es muy injusto porque yo tenía sensación de que era una persona egoísta que solo miraba por mí”, ha seguido.

Unos comentarios y un episodio de lo más oculto que ha querido desvelar a sus compañeros: “No lo he querido compartir públicamente. No sabéis lo que a mí me han llegado a decir gente normal, con profesiones, con estudios…", ha sentenciado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad