María Patiño insulta a Isabel Pantoja

María Patiño tiene un lapsus garrafal tras hablar de la llamada de Isabel Pantoja y pide perdón por sus palabras

Fotografía: María Patiño insulta a Isabel Pantoja
Fotografía: María Patiño insulta a Isabel Pantoja

Últimamente María Patiño no está muy fina con sus opiniones. El pasado fin de semana entrevistó a Kiko Rivera en ‘Sábado Deluxe’ y después a Isabel Pantoja, quién llamó para hablar con su hijo. Durante la publicidad, la gallega dio su opinión sobre las desafortunadas palabras de la tonadillera. Se le escapó un «egoísta». Pero no han sido las únicas palabras para la madre de Chabelita.

Fotografía: María Patiño insulta a Isabel Pantoja

En ‘Sálvame’ llevan varios días analizando la polémica llamada. Todos los colaboradores del programa creen que Isabel Pantoja estuvo desafortunada al decir que lo de Kiko Rivera no era tan importante como lo que sufren otras personas.

«Siempre he defendido que Irene se comporta más como una madre que como una amante o una mujer. Es más madre que la puta… que la Pantoja», corrigió enseguida Patiño antes de llevarse las manos a la boca y que todos sus compañeros explotasen en una sonora carcajada.

Jorge Javier no podía dejar de reír y pidió a la dirección que repitieran el momento en bucle. «Se me ha ido. No pienso eso de ti. Iba a decir que estos puñeteros no me dejan hablar», se disculpaba enseguida la tertuliana, preocupada por su desliz. 

«Lo que iba a contar es que Isabel llamó al teléfono de la directora del Deluxe el pasado sábado y, cuando nos fuimos publicidad, yo no lo cuelgo bien y se me escucha la palabra egoísta. A ella sólo le importaba que le pidiera disculpas», ha desvelado la gallega. «Pues verás ahora que le has llamado puta», soltó Kiko Hernández.

«Despídete de Socialité. A ella se le acaba Idol Kids ahora», se sumó Jorge Javier a las bromas. «Que lo haga por el sueldo que yo lo hago y por las horas que yo hago. Que lo presente», ha dicho con retintín Patiño. «¿Estás pidiendo un aumento de sueldo?», le preguntó el presentador.

«Cada vez que vengo me voy con problemas para casa. Quiero tener una vida normal», terminaba.