María Patiño en Socialité 2019

“María Patiño ha pedido su despido”. Lío brutal en Sálvame (y Telecinco)

stop

La colaboradora gallega se queda entre las cuerdas tras una revelación de Kiko Matamoros

22 de octubre de 2019 (12:22 CET)

María Patiño ha callado durante mucho tiempo por el bien de su compañera. Ella vivió el episodio en sus propias carnes, sin embargo Kiko Matamoros lo ha desvelado todo. Los colaboradores de Sálvame han ido a por Gema López, esa tertuliana que guarda su vida privada, tanto personal como profesional, con candado. 

Todo vino a raíz del enfrentamiento que tienen Alba Carrillo, actual concursante de GH VIP 7, y Miguel Frigenti, colaborador de Ya es mediodía y del debate del reality. La ex de Feliciano López "pidió la cabeza" del tertuliano asegurando que no iba a sentarse en ningún plató donde estuviese él por "traidor" y "mal compañero". 

Kiko Matamoros y Gema LópezGema López fue la primera en hablar y reprochar la actitud de Carrillo. "Está pidiendo la cabeza de un compañero. Aquí yo me he podido matar con mis compañeros pero jamás pediría su cabeza o he puesto un veto a alguien. Que Alba se permita dar estas lecciones de lo que es Sálvame cuando ella hace lo que está haciendo…. es tenerlo muy gordo", dijo la periodista.

Kiko Matamoros, quién sabía la historia, algo pícaro, quiso preguntar a Gema López "¿estás convencida de que nunca has pedido la cabeza de un compañero?". Gema López tenía claro que nunca había pedido la cabeza de ningún compañero o compañera y por eso obligó a Kiko Matamoros a dar el nombre. "Puedes decir nombre, apellido, fecha y lugar. Si tienes la valentía de soltarlo aquí quiero que des el nombre aquí, en directo. Yo te aseguro que jamás he pedido la cabeza de un compañero". Matamoros insistió y Antonio Montero aportó más información al respecto: "Hay un bulo de que una persona se quejó de que Gema y Patiño habían pedido su despido".

El nombre no es otro que Miguel Temprano con quién Gema López y María Patiño coincidieron en su etapa en Antena 3 cuando colaboraban en el programa de Jaime Cantizano. 

El propio temprano hizo público este episodio. "Esa persona lo dijo aquí, cuando trabajó durante una época en este programa. Dijo que yo había pedido su cabeza y que trabajaba con pinganillo. Ninguna de las dos cosas era verdad. Puso de testigo a una persona que ya no está entre nosotros y ese tema se aclaró en directo. El problema es que, cuando a uno en la vida no le va bien por determinados motivos, es más fácil decir que alguien ha pedido tu cabeza. Me voy a guardar los motivos que llevaron a su despido pero a lo mejor tuvo que ver con determinadas actitudes que se tienen en un plató".

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad