María Patiño en Sábado Deluxe

María Patiño guarda el secreto. Y es de Belén Esteban (y muy feo. Y es este)

stop

La lucha entre la colaboradora de Sálvame y Toño Sanchís continúa

04 de junio de 2019 (15:17 CET)

Belén Esteban quiso hundir a Toño Sanchís después del robo del representante a la colaboradora y lo ha conseguido. Sanchís ha tocado fondo. La de Paracuellos se hizo con la casa de su exrepresentante para conseguir de esta forma todo el dinero que le debe. De todas formas parece que Sanchís quiere guerra y no se piensa estar callado, pero no sabe que se enfrenta al huracán Esteban. 

El represente de artistas ha hablado alto y claro en una entrevista. Sanchís arremetió duramente con Belén Esteban. "Estaba obsesionada conmigo y me quería solo para ella". Además ha desmontado el futuro matrimonio entre la colaboradora y Miguel Marcos. Para él todo esto es un paripé y ella no está enamorada. De hecho "no es feliz". "Necesita algo con lo que entretenerse", argumentaba. 

Belén Esteban y Miguel Martos

Belén Esteban se hizo eco de la entrevista y no dudó, desde el programa de Sálvame, en responderle con pullas, ataques, advertencias e incluso amenazas"¿Digo yo cuál es tu amor con Lorena? Ay Toño, estás desvariando, te pusiste el disfraz de capitán para tu boda y todavía lo llevas puesto", dijo irónica. 

Parece que el exrepresentante y la colaboradora no piensan frenar esta guerra. Están dispuestos a todo para acabar con la carrera de su adversario, aunque en esta ocasión Belén Esteban tiene todas las papeletas para ganar el segundo round. No obstante ajena a la polémica, ella sigue involucrada con su boda.

El pasado, el último ataque Sanchís contra Belén 

Toño Sanchís y Belén Esteban tienen muchas cuentas pendientes. Ambos se conocieron en 2009 y desde entonces su relación ha sido algo tormentosa. El representade de la colaboradora era por aquel entonces Amador Mohedano. Durante los carnavales de Tenerife, cuando la de Paracuellos hizo la bochornasa imitación de Madonna, conoció al representate y decidieron establecer una relación contractual. 

Belén Esteban y Toño Sanchís

Toño ha vuelto al pasado a través de un tweet lanzado en sus redes sociales donde asegura que ella nunca tuvo contrato ni hizo ninguna factura para cobrar los servicios prestados. “Yo tengo que decir que sé las cosas por la persona que me contrata. Yo no hice factura ninguna. A mí me dicen que se me pagan 20.900 euros. Yo no sé de qué manera se factura, porque yo no tengo contrato, yo no tengo factura pero siempre lo he dicho, siempre voy a defender lo que me dice mi amigo, el que me contrata”, escribió. 

“En este vídeo ella misma está reconociendo que trabajó en el carnaval de Tenerife sin firmar un contrato y sin presentar una factura para cobrar, lo cual defraudó a Hacienda y a todos los españoles”, sentenció Toño sin revelar el contenido. 

Problemas con Toño 

A día de hoy es imposible que Toño Sanchis y Belén Esteban se reconcilien. La colaboradora ya es dueña de la casa del exrepresentante, donde él todavía reside con su familia pero parece que será por poco tiempo. La Esteban ha recibido un documento que obliga a Toño a mudarse y si no lo hace en la mayor brevedad posible, le obligará a tomar medidas legales. 

Sanchís lo sabe y a pesar de eso está totalmente tranquilo. Se irá, pero lo hará más adelante, cuando sus hijos terminen el colegio. Y quiere despedirse por todo lo alto. Una fiesta con familiares y amigos. 

Toño Sanchís todavía tiene escondidas grandes bazas. Como cuando confesó el gran problema que tuvo Belén Esteban en la anterior boda. En el enlace con Fran Álvarez nadie quería hacerle el vestido de novia. Ninguna firma quería involucrarse, pero ni tan siquiera pagando. Finalmente se lo debía todo a Ana Rosa Quintana. La periodista acudió a unos grandes almacenes y accedieron a venderle el vestido. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad