Eva González llora en MasterChef

Malas noticias. Eva González calla esto. Y va de Cayetano Rivera

stop

La presentadora de La Voz va a vivir una de las peores situaciones y no es la única

11 de mayo de 2020 (13:54 CET)

Eva González está muy preocupada por la situación actual, pero también por la que está a punto de llegar y también salpicará a su familia. España se enfrenta a su mayor crisis de la historia de su último siglo, solo comparable con la gran depresión de 1929. El paro crecerá a límites insospechados y la economía caerá hasta tocar suelo. Muchos empleos quedarán destruidos y los negocios, especialmente el pequeño comercio, cerrará sus puertas. 

Tampoco le depara un buen futuro a todas aquellas personas que se dedican al sector cultural y audiovisual. Estos se podrán poner en funcionamiento en la fase I, que de momento en las dos grandes ciudades donde más movimiento hay de esta industria, Madrid y Barcelona, no se ha conseguido pasar. En un primer momento solo se podrán acoger en las salas de cine y teatros un total de 30 personas por representación. Una cifra muy baja con todo lo que puede albergar un recinto de esas características. Ni tan siquiera llega para pagar a todas las personas que hacen posible una función o una película. 

lourdes montes feria de abril

Peor aún el mundo de los toros. También se deberá reducir el aforo en las plazas de toro, es decir que contarán con menos dinero. Una situación inviable tal y como valoró Cayetano Rivera y Francisco Rivera en Espejo Público. Están muy preocupados por la situación y tampoco hay ayudas al respecto. 

Por suerte Cayetano Rivera cuenta con el sueldo de Eva González. La presentadora retomará este mes las grabaciones de La Voz en el punto que se dejaron en marzo. Aunque en esta ocasión se hará sin público. No es necesario para llevar a cabo el programa. Por tanto su trabajo no se verá perjudicado lo más mínimo y los ingresos de la sevillana son muy elevados. 

Peor lo tienen Lourdes Montes y Francisco Rivera. Su mujer ha visto como su negocio se ha quedado sin los dos meses donde más dinero ingresa. La Feria de Abril quedó cancelada y los clientes anularon sus pedidos a la tienda de ropa de Lourdes. Ésta confecciona vestidos típicos para esas fechas. La suerte es que se compren vestidos de cara al próximo año y no se resienta tanto la economía de la tienda. 

"Esto ha sido una cosa totalmente atípica. Nosotras hemos tenido cierta suerte porque nuestros trajes de flamenca son muy clásicos, por lo cual no pasan de moda. Cada año hay una colección distinta, pero siempre siguiendo una línea. Nuestra idea es crear trajes como se hacía antiguamente, que te ponías uno y al año siguiente lo podías volver a utilizar cambiándole únicamente los complementos. No es lo mismo que sacar una colección muy transgresora y que al año que viene te sea imposible ponértela para la feria", comienza relatando en una entrevista para Estilo & Vida. 

"Para el año que viene puede ir bien, pero las cuentas de este año salen complicadas", reconoce. "Nuestra venta es de enero a julio porque vendemos para El Rocío también aunque no hemos podido presentar ni la colección. Estábamos a la mitad (cuando llegó el confinamiento) y lo hemos parado", tal y como recoge Europa Press. No se esperaban esta situación pero saldrán adelante. 

 

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad