Los WhatsApp de la infanta Elena que destapan esto (y no es bonito de contar)

Los mensajes que disparan las alarmas en La Zarzuela

Fotografía: Los WhatsApp de la infanta Elena que destapan esto (y no es bonito de contar) » Diario Gol
Fotografía: Los WhatsApp de la infanta Elena que destapan esto (y no es bonito de contar) » Diario Gol

La infanta Elena está pasando este confinamiento sola. Si bien es cierto que mantiene contacto a diario con sus hijos, el hecho de que Froilán y Victoria Federica no estén con ella tiene a la hermana del rey Felipe un tanto preocupada.

Al fin y al cabo, por mucho que sus hijos estén pasando bien la cuarentena, Elena no deja de ser una madre preocupada por sus hijos. Pero ojo porque es otro el motivo de preocupación que tiene a la infanta aún más inquieta. Y ese no es otro que su padre.Juan Carlos Elena

Por mucho que Felipe y Letizia tomaran la decisión hace ya tiempo de cortar la relación con el emérito (Felipe sí que mantiene contacto, pero el mínimo), Juan Carlos tiene en sus hijas Elena y Cristina un gran apoyo. No así de su mujer Sofía, con la que hace años que tan sólo coinciden en actos públicos.

Los WhatsApp de la infanta Elena

El caso es que, estando como está Juan Carlos confinado en La Zarzuela, la única comunicación que tiene con el exterior es a través de su móvil. Ya sea a través de WhatsApp o de video llamadas, el padre de Felipe está en contacto con su hija.

Y es en estos mensajes donde el emérito ya le ha dejado caer en más de una ocasión que esta situación no le está sentando nada bien. Está en una Zarzuela que ya no es ‘suya’, con sus hijo, su nuera y su mujer sin hacerle precisamente mucho caso y con un estado de salud preocupante.

No fue otra que Pilar Eyre la que explicó recientemente en Lecturas cómo son los días del emérito. “Pero los reyes actuales y los eméritos no se ven ni cruzan palabra. Don Juan Carlos se entera de las actividades de su hijo por la prensa. Aunque tiene problemas de movilidad, hasta el punto de que se desplaza ya siempre por Zarzuela en silla de ruedas, de cabeza está activo y en forma”, apunta la periodista.

Y va más allá: “Ni Juan Carlos ni Sofía han visto a sus nietas. Ellos no se han cruzado una vez ni han intercambiado palabra, cosa habitual, por cierto, aunque no haya pandemia.”. Es evidente que, una vez acabe este confinamiento, Juan Carlos I no tardará en salir de una Zarzuela en la que no están ni Elena ni Cristina y en la que se siente muy solo.

Publicidad