Los vídeos caseros (y de cama) en los que se ve esto de la infanta Elena

stop

Las imágenes que ponen a más de uno de los nervios en La Zarzuela

infanta Elena

09 de marzo de 2020 (12:10 CET)

El lío en la Casa Real a raíz de la demanda que tiene en mente Corinna se está haciendo cada vez más gordo. Y es que, a raíz de las investigaciones que está llevando a cabo la fiscalía de Suiza, parece ser que la fortuna que ha ido acumulando Juan Carlos I a lo largo de los años no es tan limpia como se podría presuponer.

Y Corinna, actriz importante en esta historia, sabe muy bien que más de uno quiere que su nombre salga salpicado. Es por eso que, como avanzaron varios medios hace unos días, la empresaria americana quiere demandar al emérito así como al ex director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Roldán, por el acoso que ha recibido desde 2012 para que no revele secretos de estado.

De hecho, cuentan que la empresaria vio cómo, tras el accidente del entonces rey en Botsuana, su casa y su oficina en Mónaco fueron ‘ocupadas’. Parece ser, siempre teniendo en cuenta la versión de la empresaria, que lo que se buscaba eran vídeos comprometedores para el padre el Rey Felipe.

Juan Carlos I | EFE

Los vídeos de Juan Carlos I

Parece ser que la empresaria tiene en su poder, o al menos eso es lo que apuntan varios medios, material audiovisual y fotográfico, así como grabaciones de conversaciones en las que el emérito habla abiertamente de miembros de su familia como la infanta Elena o su hijo, el ahora rey Felipe, en los que no es que los deje precisamente por las nubes.

Por otro lado, tal y como apuntan algunas fuentes en periodistadigital.com, parece que incluso podrían existir vídeos de “contenido sexual”. Vídeos caseros en los que Juan Carlos habla abiertamente de ciertos temas que, desde luego, si vieran la luz, pondrían en jaque a más de uno.

Veremos hasta dónde llega un lío con Corinna como protagonista que, desde luego, no es que está ayudando a que la monarquía española sea un remanso de paz y tranquilidad. Todo lo contrario.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad