Los peligros que no te cuentan de Coca Cola y otros refrescos

stop

Es mejor evitarlos

Refrescos y Coca Cola

02 de abril de 2020 (11:06 CET)

La moda del ejercicio durante la cuarentena ha durado mucho menos de lo proyectado. Los malos hábitos se apoderaron rápidamente de todos los que tienen excesivo tiempo libre en casa, razón por la cual hay que estar atentos a los peligros silenciosos que existen. La alimentación es uno de los aspectos determinantes para conservar una buena salud durante el aislamiento. ¿Uno de los peores enemigos de la buena alimentación? Sin duda alguna, la Coca Cola y otros refrescos. 

Hay quienes se han acostumbrado a comer con un refresco a diario, lo que puede llegar a ser una bomba de tiempo. 

Botellas de Coca-Cola. Foto: Coca-Cola

Según un estudio realizado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) se determinó que tomar más de 2 refrescos al día aumenta la mortalidad por diversas causas que les indicaremos más adelante. Para el estudio, se consideraron 10 países europeos, entre los que se encuentra España. 

Tanto los refrescos que emplean para su preparación azúcar como edulcorante, presentaron el mayor riesgo para patologías digestivas y padecimientos relacionados con la circulación. 

La Coca Cola y otros refrescos merman la insulina 

Los refrescos atacan directamente el rendimiento de la insulina y ahí está el mayor problema. De acuerdo a lo que publicó Journal of the Endocrine Society sobre una investigación liderada por M. Faadiel Essop, el consumo de estas bebidas reduce en un 17% aproximadamente el aporte de la insulina. 

Con la Coca Cola y otros refrescos, los problemas de tensión y el riesgo de sufrir diabetes son mayores. No vale asumir tantos inconvenientes de salud por no cambiar hábitos que son perfectamente modificables. Los jugos naturales son un sustituto perfecto que tiene buen sabor y una infinidad de propiedades que tu cuerpo terminará agradeciendo con el paso de los años. Igualmente, no olvides que a la buena alimentación hay que acompañarla con algo de movimiento, mucho más en estos días donde no se vuelve una necesidad levantarse de la cama. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad