María Patiño llora

Los mensajes antes de morir que estremecen a María Patiño, Paz Padilla y a toda España

stop

Las presentadoras sustitutas de Sálvame se hacen eco de un nuevo caso de violencia de género

25 de agosto de 2019 (11:11 CET)

María Patiño y Paz Padilla se han quedado de piedra al conocer un nuevo caso de violencia machista. Como mujeres y personajes mediáticos de una de las cadenas con más audiencia de la televisión alzan su voz utilizando sus medios para que esta pesadilla termine de una vez por todas. La gaditana tiene un hija que se encuentra en la veintena y la gallega un hijo que acaba de cumplir la mayoría de edad. Están muy preocupadas porque lejos de disminuir, la violencia de género aumenta en los más jóvenes. Como desgraciadamente la protagonista de esta noticia, solo tenía 22 años de edad. 

Desgraciadamente Gema falleció esta semana supuestamente a manos de Florian, su ex novio, siete años mayor que ella. El crimen, cuyas circuntancias aún investiga la policía alemana, ocurrió en Mannheim, muy lejos de Fuenlabrada, donde ella nació. En 2016, Gema fue una de los tantos jóvenes que decidió irse al extranjero para buscarse una vida mejor. Ahí encontró un empleo a tiempo parcial que compaginó con los estudios. 

Gema, la joven apuñalada con 22 años, en el aeropuerto

Gema llevaba tres años aprendiendo alemán, mientras trabajaba algunos días por semana en una tienda de Zara en el centro de la ciudad. El pasado de viernes toda su vida se paralizó y sus planes de futuro quedaron truncados. 

La policía encontró el cuerpo sin vida de la joven en el dormitorio de su casa. Ensangrentada. Según el diario Bild, la joven habría recibido una "docena de puñaladas". Las primeras fuentes apuntan al ex novio de esta como presunto autor del crimenEl joven se tiró por la ventana del piso de la joven impactando contra el suelo desde una docena de metros. Actualmente se encuentra en el hospital en estado grave debatiéndose entre la vida y la muerte. 

Algunos vecinos cuentan que desde que la pareja se mudó al domicilio las discusiones y gritos eran constantes. Al parecer era una persona muy celosa. 

Sus compañeros de Zara también han hablado tristes tras conocer la noticia. El sábado fueron a trabajar con total normalidad y notaron que Gema ya no estaba con ellos. Había dejado un gran vacío en la tienda. Eran como una familia. 

Este fin de semana El Español tuvo acceso a la conversación que tuvo Gema con un íntimo amigo, donde le confeso el calvario que estaba viviendo. "No te dejan ponerte falda ni escote y si lo haces eres una puta". También le comentó que estaba pasando por una complicada relación sentimental: "Personalmente me estoy separando de mi novio, que vivíamos juntos". 

El joven no le sentó bien que su novia le dejase y comenzaron las discusiones constantes. Los vecinos oían gritos constantemente. Presagiaban que algo iba mal entre ellos, pero no que acabaría con este trágico final. 

La infancia de Gema López tampoco había sido nada fácil. Vivió momentos tan difíciles como la separación de sus padres."Ella pasaba mucho tiempo sola; su madre trabajaba mucho y su padre vivía en Coslada", explica su amigo en conversación telefónica. Otra amiga explicó que quería ser guardia civil, como su padre. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad