Princesa Leonor | EFE

Lo que hace Leonor en el patio del cole y cuentan las niñas asustadas a sus mamás

stop

Lío en el recreo con la hija de la reina Letizia y Felipe VI

28 de febrero de 2020 (14:53 CET)

No es un secreto quela Reina Letizia somete a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, a un estricto control en muchos aspectos. Muchos señalan que en ocasiones ejerce una sobreprotección preocupante sobre las jóvenes.

Por ejemplo, se conoce que les tendría limitado el uso del teléfono móvil y tecnologías similares. Por no hablar de las redes sociales. Mientras que el ordenador solo serviría en Zarzuela para hacer trabajos del colegio y estudiar.

Letizia también controlan lo que las pequeñas ven en la televisión. Solo les deja ver programas culturales y algunas películas aptas para todos los públicos. Pero hay más.

La Reina escoge también las asignaturas extraescolares que quiere que cursen Leonor y Sofía. Y estas acostumbran a ser actividades como el aprendizaje del violoncelo o de algún idioma.

Asimismo, los espectáculos de ópera o ballet es a lo que acuden cuando sus compañeras de clase se van al parque de atracciones. No pueden ir a sitios públicos muy concurridos. Y menos si la actividad no aporta más que diversión. Letizia siempre busca el componente cultural.

Reina Letizia

Dieta estricta

Pero si hay algo que la esposa de Felipe VI controla hasta el último detalle, es la alimentación. En numerosas ocasiones se ha hablado de la imposición del menú en el comedor del colegio donde estudian las pequeñas. La monarca eliminó las grasas, los fritos y los azúcares, poniendo en su lugar verduras, frutas y legumbres. Todo real food. Mientras relegaba los huevos fritos o la carne roja a un par de veces al mes.

Pero claro, a Leonor y Sofía, como a la mayoría de niños, también les gustan los dulces y los chocolates. Y se buscan la vida para obtenerlos.

Lo que hacen a escondidas

Por ejemplo, aprovechan los ratos de recreo en la escuela. Más de una mamá del cole cuenta que su hija está harta, e incluso asustada, de que cada dos por tres las hijas de Letizia le gorroneen las chocolatinas y las chucherías.

Y no solo eso. Explican desde un comercio que, en alguna excursión del centro escolar, no ha escatimado a la hora de llevarse unos cuantos dulces de la tienda. "Compró una caja de bombones después de preguntar cuál era su contenido, además de otras chocolatinas"

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad