María Patiño

Lo cuenta todo. María Patiño no puede contener las lágrimas. Última hora

stop

La colaboradora de Sálvame escucha con atención el relato de su compañero a quién brinda su apoyo

31 de marzo de 2020 (10:40 CET)

María Patiño muy dolida y apena por lo que ha tenido que vivir su compañero Antonio Montero. Ella también perdió a sus padres, a quiénes quería con locura y recuerda en todo momento. La madre de Antonio Montero, Ana María Vázquez, ha fallecido este fin de semana víctima del alzheimer que padecía desde hace años. El colaborador de Sálvame ha sido el encargado de compartir con sus seguidores, familiares y amigos esta terrible noticia en sus redes sociales lanzando un bonito mensaje cargada de amor y esperanza. Su madre llevaba enferma varios años y su padre era quién estuvo en todo momento cuidándola. Para él han sido unos buenos padres y un matrimonio ejemplar. Llevaban siete décadas juntos. 

ana maria vazquez madre de antonio montero fc91f200 930x595"Adiós Mamá. Ya estás en la Eternidad, donde el Tiempo no existe. No hay lágrimas, solo Esperanza. Todos estamos ya contigo en el Reino del Amor. Ya tienes todas las respuestas. Tantos años de alzheimer han servido para que papá te haya cuidado hasta el final y nos haya demostrado lo que es el Amor verdadero. Hacía setenta años que os conocíais y os amábais. Qué maravilla!!", escribe Antonio Montero.

"Qué Vida más divertida y emocionante hemos vivido juntos: Vuestros cinco hijos. Qué manera de guisar más intuitiva y genial. Cómo te gustaba bailar "de coronilla" y cómo te gustaba viajar. Qué buenas amigas has tenido. Cómo has disfrutado siempre de la Vida.Qué genio más divertido!! Qué entrega más absoluta a tu familia!!! Mamá vas a estar siempre con nosotros y nosotros contigo porque la mayor parte de ti está en nuestro corazón para siempre. Espéramos en el Cielo y sonríe que todos estamos bien", son las palabras que el paparazzi ha dedicado a su madre fallecida.

El colaborador de Sálvame regresaba al programa tan solo 48 horas después del fallecimiento. El paparazzi ha hablado de este triste momento personal que está viviendo. "Supongo que ya sabéis que falleció mi madre el sábado en la mañana. En la última semana ya estaba en la cama. Ha fallecido en casa de mi padre. Gracias a Dios vivían juntos hasta este último momento", ha comenzado diciendo visiblemente emocionado.

Montero ha querido destacar las virtudes de su madre y desvelar este trágico final que guardaba en silencio. "Mi madre tenía Alzheimer desde hace 17 años. Es una enfermedad que es terrorífica. Ojalá que la Investigación pronto pueda solucionar eso porque yo diría que es la enfermedad más dura". Además, ha hecho alarde de su positivismo y ha aclarado que "pero bueno, yo buscando algo positivo en este caso diré que esta enfermedad ha sido la oportunidad para unirnos más, si cabe, de demostrar lo que es el amor. Porque ver a mi padre la dedicación que tiene con ella a sus 91 años".

Ahora el colaborador se vuelca en su padre. "Es un tipo que está muy bien. Conduce, va a hacer la compra y ha pasado los últimos años de su mano. Es que mi padre es para verle. Es un señor con una vida interior muy rica", ha explicado. Además, ha querido aclarar cómo se encuentra su padre tras la pérdida irreparable de su compañera de vida: "Él ahora está bien porque ha tenido tiempo. Toda esta semana pasada mi madre ya estaba malita y había tenido alguna complicación y le había dejado en una cama".

No son buenas semanas para Antonio Montero y para ninguna familia que pierde en estas fechas tan duras a un ser querido. Durante estas semanas de confinamiento no se pueden celebrar funerales ni entierros, pero aún así Antonio Montero se pudo despedir de su madre. 

"Hemos podido despedirnos de ella desde el jardín sin entrar en casa de mi padre pero ha sido una situación muy dura por un lado. Pero por otro lado el sábado hacía un día precioso con un sol y pudimos verla ahí desde fuera, poder hablar con mi padre desde fuera. La Guardia Civil que estaba ahí entendió la situación y que éramos sus hijos. Solo fuimos nosotros ni nuestras mujeres ni nuestros hijos", ha explicado ante la atenta mirada de todos sus compañeros.

Los servicios médicos y fúnebres están actualmente desbordados. "Es todo increíble. La situación es tremenda porque llamas al SUMA y tardan un montón porque están desbordados, los de la funeraria igual…. Les dábamos nosotros ánimo a ellos porque ellos llegaban agobiados. Al salir aplaudimos al coche fúnebre y vimos a mi madre como se iba hasta hoy. Sabes que ni siquiera hay sitio para incinerar, esto lleva su tiempo…", ha explicado. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad