Linchan a Ana Rosa Quintana (“Falsa, interesada y embustera”): el vídeo que enciende a España

stop

La presentadora de El programa de Ana Rosa se ve envuelta a la polémica por conceder una entrevista a Julio Ruz

Ana Rosa Quintana se cabrea con Alessandro Lequio

06 de febrero de 2019 (15:28 CET)

Julio Ruz es el personaje del momento debido a su expulsión disciplinaria en GH DÚO por su acaso a María Jesús Ruiz y mostrar una actitud intolerable. Es la primera vez que cadena y productora toman esta decisión. Un claro ejemplo para el resto de concursantes y para la sociedad. Los espectadores del programa aplaudieron la decisión. 

El pasado lunes 4 de febrero en El programa de Ana Rosa, su presentadora y Alessandro Lequio tuvieron un enfrentamiento por culpa de la expulsión del empresario. El colaborador no lo entendía y la presentadora le dejó las cosas bien claras. Finalmente tuvo que levantarse del sofá visiblemente cabreada para hacer callar a Lequio. A pesar de criticar su actitud fue el primer programa en darle minutos de televisión. El espacio entrevistó brevemente al empresario mucho antes de que se sentase con Jorge Javier Vázquez en la gala del martes. 

En la entrevista reconoció sentirse avergonzado por las imágenes y mostrar a alguien muy distinto a él. Está arrepentido y dispuesto a pedir perdón a su expareja, María Jesús Ruiz. No quiso entrar en muchos más detalles, pero quiso aclarar que no fue por una situación de celos. "En ningún momento quería acosar a María Jesús ni nada parecido", comentó Ruz

Antes de comunicarle la decisión, Julio Ruz estuvo dispuesto a entrar al confesionario y pedir su expulsión, pero finalmente no se atrevió. El domingo salió de la casa e ingresó en el hospital, por este motivo no apareció en el debate. Al parecer tenía una úlcera que le hizo vomitar sangre por el estrés de las discusiones con su expareja. 

Esta entrevista provocó que las redes criticaran a Ana Rosa Quintana por contradecirse ella misma en su propio programa. No entienden como pudo dar pie a un acosador que ella misma había criticado horas antes. Las redes la tacharon de "falsa", "embustera" y "interesada". Lo que sea por arañar unos puntos de audiencia. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad