Letizia ¡lía la de Dios! “Vuelan platos”. Filtrado esto. Batalla campal con Felipe VI

stop

La reina y el lío que pone La Zarzuela patas arriba

Felipe vi y Letizia en su coche

16 de marzo de 2020 (14:40 CET)

No corren buenos tiempos en La Zarzuela. Todo lo contrario. Y ojo, no precisamente por el coronavirus. O al menos no sólo por eso. Y es que, como bien saben todos los que siguen con atención las novedades de la Familia Real, fue ayer cando el Rey Felipe anunció que renunciaba a la herencia de su padre en un comunicado que, cómo no, ha dado mucho de que hablar.

Un comunicado que ha hecho más que feliz a Letizia. Eso sí, la solución no provoca que el problema esté cerrado del todo. Y es que en las últimas semanas la tensión que se ha vivido entre Letizia y Felipe ha sido más evidente que nunca. Algunos, seguramente de forma exagerada, incluso llegan a afirmar en las redes que “vuelan platos”.

Letizia la lía

El centro de la polémica no es otro que, una vez más, la reina Letizia. Una reina Letizia que, ya desde el primer momento en el que empezaron a aparecer noticias sobre el escándalo de su suegro, estuvo presionando de formar más que contundente a su marido para que actuara y tomara cartas en el asunto.

Felipe VI y Letizia | EFE

Ortiz, por mucho que algunos de sus haters aseguren que quiere “acabar con la monarquía”, sabe muy bien que la institución no pasa por un buen momento. Las polémicas que rodean a su suegro han despertado mucha animadversión hacia la corona, y eso es justo lo que quería evitar Letizia.

Por otro lado, como bien saben los que conocen a Ortiz, su ‘pasión’ por controlarlo todo le ha llevado a estar un poco más nerviosa de lo habitual en esta situación tan particular que está generando el coronavirus.

Cuentan que Letizia, cuando empezó a ver que el tema era más serio de los que muchos explicaban, le pidió a su marido cancelar cualquiera acto. Felipe lo hizo, pero a medias. Letizia no quería viajar a París y lo hizo. Al cabo de unas horas, tuvo que someterse a una prueba para ver si tenía o no el virus.

Entre eso y el lío de su suegro, las cosas no andan precisamente nada bien en una Zarzuela que, al margen de estar, cómo no, confinada, está más que revuelta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad