La Reina Letizia | EFE

Letizia coge el mando. Decisión tomada. Se anunciará en 15 días. Y va de su suegro y su suegra

stop

La mujer de Felipe VI mueve ficha

15 de julio de 2020 (12:44 CET)

Como bien saben los que hace ya mucho tiempo que siguen el día a día de la actualidad monárquica, el poder de la reina Letizia dentro de la Casa Real crece a pasos agigantados.

Es evidente que la máxima autoridad en la corona es y será siempre el Rey, pero también lo es que su mujer cuenta con mayor protagonismo a medida, sobre todo, que va apareciendo noticias sobre el emérito.

Y es que no es ningún secreto que la relación entre Juan Carlos I y su nuera hace años que está más que rota. Letizia supo desde el primer día que puso un pie en La Zarzuela que no era bienvenida por parte de la que iba a ser su familia política.

Reina Letizia y Juan Carlos I | EFE

La reina Letizia coge el mando

Es por eso que, si bien es cierto que durante muchos años (siendo Princesa) aguantó en la sombra y no creó polémicas, ahora que es reina se está tomando su particular venganza.

Hay que reconocer que el emérito se lo está poniendo en bandeja. Y es que no hay día en el que no aparezcan en los medios noticias “preocupantes” sobre los líos del que fue Rey de España.

Es por eso que, con la excusa de que el Gobierno de España está presionando a la corona para que se pronuncie en los próximos quince días sobre cómo tiene pensado distanciar a Felipe y a Letizia de los anteriores reyes, Ortiz ha tomado el mando y sigue presionando aún con más fuerza que el ejecutivo para que su marido se cargue a sus suegros.

Hace meses, cuentan, fue Letizia la que sugirió a Felipe que no sería una mala idea apuntar en un comunicado que el rey renunciaba a la herencia correspondiente por parte de su padre así como la retirara de su asignación.

Ahora, con el lío en torno a Juan Carlos I aún mucho mayor del que era entonces, la reina tiene delante de sus narices una nueva oportunidad de alejar de forma definitiva a los eméritos (y sus problemas) de la institución y, sobre todo, de su marido y sus hijas. Cuentan, de hecho, que la decisión ya está tomada. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad