“Leonor está en manos de psicólogos”. La nieta de la reina Sofía tiene este problema

stop

El secreto que callan en la casa real de la hija de Felipe VI y Letizia

La princesa Leonor y la infanta Sofía | EFE

29 de mayo de 2020 (10:59 CET)

Una. Esas son las veces que la princesa Leonor y la infanta Sofía se han dejado ver desde que estalló en España la pandemia del coronavirus y el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez decretara el Estado de Alarma.

Fue el pasado 23 de abril, el día del libro, con motivo de la cuarta edición de la lectura continuada de El Quijote organizada por el Círculo de Bellas Artes. 

Leonor manda un mensaje a la nación

A diferencia de otras ocasiones, la lectura fue mediante videoconferencia. Y en ella, Leonor y Sofía quisieron mandar un mensaje a la nación. “Ojalá todo esto pase pronto”, empezaron diciendo. Y a continuación prendieron la mecha. “Hola. Llevamos, como millones de niños, más de un mes en casa y sin ir al cole por esta pandemia”, apuntó Leonor, antes de proceder a leer junto a su hermana el fragmento de turno.

Una frase que, por cierto, levantó ampollas a muchos españoles, que no tardaron en acribillarla en las redes. Consideraron que su confinamiento en Palacio no es comparable al de la mayoría de niños de España, de los cuales algunos pasan estos días encerrados en pisos de 50 metros cuadrados.

Pero al margen de lo que dijera, llamó tanto o más la atención el cómo lo dijo. Y es que muchos consideraron que la aparición de la princesa y la infanta había sido de los más “fría y distante”, y que daba la sensación que había sido todo “de cara a la galería” o “por obligación”.

El problema de la princesa Leonor

Dicen que ello se debe a que el discurso que emitió lo habían elaborado el rey Felipe y la reina Letizia, y que la responsabilidad de que el mensaje no calara en los españoles era suya.

Sin embargo, fuentes cercanas a la casa real y también algunos medios apuntan en otra dirección. “Leonor está en manos de psicólogos”, se atreven a decir algunos. Y es que al parecer, la princesa tendría un problema de miedo escénico que en la casa real buscan solucionar con ayuda profesional.

Felipe VI

Un miedo que ya se le percibió la última vez que posó en el Palacio de Marivent el pasado verano. Llamó la atención de muchos medios que entonces no dejara de buscar a Felipe VI con la mirada y que incluso terminara cogiéndolo de la mano. Una posible prueba de que realmente la princesa Leonor no se siente cómoda cuando le toca aparecer en público.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad