Letizia Ortiz, Felipe VI, la princesa Leonor y la infanta Sofía | EFE

Leonor enloquece a Letizia. ¡Cruza la calle y se va a por ella! Show en pleno Madrid

stop

La última escenita de la esposa de Felipe VI

05 de marzo de 2020 (13:08 CET)

El control que la Reina Letizia ejerce sobre sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en ocasiones es exagerado. Más que control, la palabra sería sobreprotección.

Conocido es el episodio en el que modificó el menú del colegio donde estudian las jóvenes monarcas. Letizia eliminó fritos y grasas y aumentó las dosis de verduras, caldos, purés y pescados. La ex de Televisión Española es una amante y una fanática de la real food.

Como también es sabida la escena en la que los escoltas de la Casa Real requisaron cámaras de fotos y vídeos en el cumpleaños de un compañero de Leonor y Sofía al que acudieron las pequeñas. El argumento era que nadie podía tener imágenes privadas de las hijas de los Reyes de España.

Letizia la lía la noche de los Reyes Magos en plena calle

Una escena que se repitió en plena calle, tal y como revela Leonardo Faccio en su libro Letizia, la reina impaciente. El escritor no habla mucho en su proyecto de Leonor y Sofía, pero lo poco que dice no tiene desperdicio.

Letizia

Cuenta Faccio que durante una cabalgata de los Reyes Magos Letizia montó el numerito cuando vio que al otro lado había una mujer tomando fotos en la dirección en la que estaban los monarcas, prohibiéndole que lo volviera a hacer. "En la Cabalgata de los Reyes Magos al ver que una mujer fotografiaba a sus hijas la reina cruzó la calle para pedirle que no usara la cámara”, relata Faccio.

Más reprimendas

En el mismo capítulo, Leonardo hace referencia también a lo vivido en la mencionada fiesta de cumpleaños. “Otro día en una fiesta infantil uno de sus escoltas exigió a otra mujer que borrara las fotos que le había tomado a sus hijas sin pedirle permiso", recuerda el cronista, que hace referencia también a las broncas que Letizia les pega a sus hijas cuando no tienen un comportamiento en público a su gusto. "La reina reprende a las niñas en los actos oficiales, las reprende con el dedo en alto cuando no guardan silencio o no juntan las piernas al tomar asiento", escribe en la página 93.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad