kiko hernández

“Le he dicho a mis hijos que soy gay”. Kiko Hernández lo calló siempre. “En Telecino todos lo sabían”

stop

El colaborador de Sálvame no quiso hablar nunca de esto ya que él es muy reservado de su vida privada

24 de junio de 2020 (11:50 CET)

Kiko Hernández nunca ha hablado públicamente de su vida privada. Recientemente ha revelado que alguna vez mantuvo relaciones íntimas pagando y con algún hombre. La única relación que se le conoce es su breve historia de amor dentro de la casa de Guadalix en GH 3. Mucho se ha rumoreado de la posible homosexualidad del colaborador, quié tuvo dos hijas gemelas mediante gestación subrogada. 

Otros hablan públicamente de su homosexualidad. Es el caso de Miguel Frigenti, quién aseguró en el último Sálvame que sufrió bullying cuando era un niño y deseaba morirse. Ahora ha sido el arquitecto Joaquín Reyes, pareja de Raúl Prieto, quién ha hecho una dura confesión sobre su homosexualidad. 

Años atrás Joaquín Reyes tenía una relación con una mujer, con quién formó una familia. Creía sentirse feliz, pero no lo era. La realidad es que "estaba inventando una realidad de mí mismo". El arquitecto ha contado en una entrevista íntima a Susanna Griso en Espejo público como fue aquel momento donde grito a los cuatro vientos lo que sentía. "Tengo 50 años y me he pasado 40 años de mi vida inventando una historia de mi mismo. Yo era mi principal enemigo", afirmaba con rabia.

A los 14 años sus padres le enviaron a un psquiatra para solucionar su actitud amanerada. "Pretendían curarme. Esverdad que durante muchos años todo se quedó oculto. Me alivió en ese momento pero fue un horror porque retrasó algo inevitable”, explicaba.

joaquin reyesHa tenido que luchar contra unos padres homófobos. "Para mi padre que su hijo fuera maricón era una grandísima decepción, que luego lo ha aceptado y me quiere, pues claro, pero siempre he oído en mi casa que lo peor que puede tener un padre es un hijo maricón".

Se casó con una mujer pero no la deseaba. "Cuando me casé le puse dos condiciones: no tener hijos y no dejar el trabajo. Yo no deseaba a mi mujer y me sentía muy culpable. Ella lloraba y yo lloraba. Yo me acostaba con ella pero no la deseaba”, manifestaba. 

Lo peor fue contarles a sus hijos la realidad. "Lo más duro de todo fue decirle a mis hijos que yo era homosexual", pero afortunadamente el amor está por encima de todo y tal y como desvelaba "luego fue facilísimo porque los niños son muy listos y generosos. Me dijeron que no me preocupara de nada. Tengo una relación estupenda con mi hijo Álvaro y me ha dicho que se siente orgulloso de mí", desvelaba con una evidente satisfacción.

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad