Ana Obregón con Toñi Moreno

Las fotos que te harán llorar: Ana Obregón rota (y es por Álex Lequio)

stop

La presentadora y actriz acudió al espacio de Toñi Moreno en Canal Sur

01 de octubre de 2019 (13:43 CET)

Ana Obregón no pasa por un buen momento. A pesar de ello y tras la recaída de su hijo Álex Lequio, la presentadora saca la mejor de sus sonrisas. Madre e hijo han demostrado en este largo y duro proceso un gran optimismo, muy necesario para todas aquellas personas que sufren la misma enfermedad. Sin duda son un gran ejemplo. 

La polifacética actriz visitó el pasado lunes 30 de septiembre el espacio de Toñi Moreno en Canal Sur, Un año de tu vida. En este segundo programa, la gaditana ha contado con la presencia de Ana Obregón, un personaje de rigurosa actualidad. Una invitada muy especial con la que ha repasado su trayectoría televisiva y el duro momento por el que pasa actualmente. 

Sin duda para Ana Obregón su época dorada la vivido en la década de los 90. A la actriz no le dejan de llover proyectos desde el mítico ¿Qué apostamos? Según reveló la madrileña, las jornadas de rodaje eran de hasta 14 horas. Toñi Moreno le preguntó como podía compaginar su vida laboral con la familiar. Recordemos que en breve la andaluza se convertirá en mamá por primera vez. "He trabajado así toda mi vida y toda la infancia de Álex. A lo mejor no he podido atender al novio o la pareja, pero mi hijo nunca ha estado mal atendido", afirmaba Ana.

El repaso a su papel como madre fue el momento más emotivo de la entrevista. La protagonista de Ana y los 7 habló con orgullo de su hijo, como siempre.  "Es un luchador, un campeón", afirmaba su madre, añadiendo que a lo largo de esta larga enfermedad "no ha dejado de trabajar ni un solo día. Nunca me ha pedido un favor".

Toñi Moreno llora

Toñi Moreno ha aprovechado la oportunidad para felicitar a Ana Obregón como madre soltera. "Lo has hecho muy bien porque es un chico muy honesto y muy trabajador", expresaba la presentadora. "Mi hijo me llama la mamá biónica porque siempre estoy sonriendo. Hay que poner la mejor cara porque mi hijo se lo merece", contaba Obregón. 

Poco a poco los ojos de Toñi Moreno se volvieron vidriosos y no pudo contener las lágrimas. Ana Obregón cogió las riendas del programa mostrando una gran fortaleza: "La vida te pone muchas piedras en el camino. Esas piedras y esos malos momentos te enriquecen como persona".

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad