| Wikipedia

Las excentricidades de Shakira en el World Tour (y con Piqué: “¡Es una locura!”)

stop

La cantante colombiana vuelve a estar en el punto de mira

29 de junio de 2018 (14:00 CET)

Shakira está en plena gira de El Dorado y las cosas le están yendo de maravilla. Su voz está respondiendo bien y cada concierto es un éxito. Sin embargo, la polémica en Lisboa ha empañado el tour.

Y es que, como buena diva que es, a Shakira le cogió un arrebato y decidió prohibir la entrada de una serie de objetos al recinto donde iba a actuar. Una excentricidad que la ha colocado de nuevo en el punto de mira.

No es una cuestión de armas u objetos que puedan provocar algún peligro. Para eso ya está la seguridad habitual. No, en este caso la de barranquilla fue un paso más allá.

La excentricidad de Shakira en Lisboa

No fueron otros los propios seguidores que acudieron al concierto los que explicaron que se les había prohibido la entrada de, entre otras cosas, barras de labios, balones, chupetes e incluso sprays nasales. “¡Es una locura!”, apunta más de uno en las redes sociales.

El vídeo de Shakira que lía la de Dios en España con Piqué | Xavi Menòs - Shock

Una serie de objetos que, al menos en teoría, no es que puedan provocar precisamente una masacre. Pero Shakira, como buena celebrity que es, decidió enviar un comunicado. Eso sí, sin dar explicación alguna del motivo por el que estos objetos fueron vetados.

Las excentricidades con Gerard Piqué

Una noticia que ha dejado sin palabras a sus más incondicionales. Sin embargo, también son muchos los que recuerdan que no es la primera vez que la colombiana saca a relucir sus aires de diva y de estrella.

De hecho, en Barcelona ya están más que acostumbrados a ello. Y es que Shakira forma junto a Gerard Piqué una de las parejas más mediáticas de la capital. Y hacen buena gala de ello.

En especial la artista, que tiene más de 500 pares de zapatos de entre 500 y 1.500 euros cada par, 350 bolsos de no menos de 1.400 euros cada uno y un garaje en el que acumula ni más ni menos que 5 modelos diferentes de Mercedes, su fabricante favorito.

Si a esos se le suma la espectacular mansión que tiene la pareja en Pedralbes, la casa en la Cerdaña y la isla que adquirió la cantante en Las Bahamas a cambio de 12 millones de euros, ya poca sorpresa causa el hecho de no dejar entrar chupetes a sus conciertos. Una excentricidad más.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad