Lara Álvarez

“¿Lara Álvarez se está quedando calva?”. Foto con bomba ¡y España patas arriba!

stop

La presentadora de Supervivientes vuelve a estar en el punto de mira

22 de abril de 2020 (13:05 CET)

Es evidente que esta edición de Supervivientes no va a ser una edición más. Entre otras cosas porque es la primera (y esperemos que sea la última) en la que, mientras los concursantes luchan por ‘sobrevivir’ en Honduras, en España la gran mayoría de los espectadores están pasando una cuarentena confinados en sus casas.

Pero ojo porque, al margen de la excepcionalidad de la situación, también es una edición en la que, por primera vez, Lara Álvarez está siendo criticada de una forma evidente. Lo fue hace ya unas semanas cuando, en un directo en sus redes sociales, la asturiana soltó, pensando que ya no estaba en directo, una frase que levanto mucha polémica: “la gente es retrasada”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Os presento a Tequila y Gifiti

Una publicación compartida de Lara Álvarez (@laruka) el

Una frase y un lapsus que derivó un muchos ataques hacia Lara en las redes y que, ya sea o no por eso, coincidió con la ‘desaparición’ de Álvarez de Instagram durante un tiempo.

Por otro lado, hace apenas unos días llegaron de nuevo las críticas hacia Lara. Esta vez por un problema en cuanto al reglamente de una de las pruebas del concurso. Uno de los equipos hizo uso de una táctica que Álvarez consideró como válida y luego, desde la dirección del programa, se invalidó.

La foto de Lara Álvarez

Un nuevo episodio polémico que no ha hecho otra cosa que dar alas a los haters de Lara. Detractores que, como ya hicieron con la polémica de su directo y su lapsus, aprovechan cualquier oportunidad para ir a por ella.

En este caso lo que han hecho ha sido coger una foto que tiene ya unos meses, de la edición anterior del programa, para argumentar, viendo “las entradas” de Lara, que la presentadora “Se está quedando calva”.

Lara Álvarez

Eso sí, muchos lo han hecho en forma de preguntas como “¿Lara Álvarez se está quedando calva?” o “¿Y esas entradas?”. Obviamente estas críticas han tenido muy poco recorrido en las redes, pero sus haters han probado una vez más las ganas y, sobre todo, la facilidad que tiene de hacer leña del árbol caído.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad