Mario Vaquerizo

La última foto de Alaska (Mario Vaquerizo) enseña esto (y es demoledor)

stop

El showman y la cantante se encuentran confinados en su casa rosa junto a Ámerica

17 de marzo de 2020 (11:48 CET)

A Mario Vaquerizo le han cancelado las grabaciones de Tu cara me suena. Si esta cuarentena no se alarga en el tiempo, probablemente el programa no se verá afectado. El espacio de Gestmusic siempre graba varias galas antes de la emisión quedando pendientes solo las semifinales y final en directo. A Alaska también le han cancelado los conciertos de Fangoria. No se puede realizar ningún evento ni acto con más de 1.000 personas. Así empezaron, pero finalmente decidieron clausurarlos todos, aunque solo tengan un par de asistentes. 

Ahora ambos se encuentran como el resto de españolas confinados en su casa rosa o en la azul o moviéndose de la azul a la rosa o en la verde unos pocos metros más lejos o en la casa Bibiana. Sea donde sea. Mario Vaquerizo y Alaska no se pueden mover de casa. Y ya sabemos que el showman es un culo inquieto, pero mientras tenga cerveza no pasa nada. 

En su reality Mario Vaquerizo y Alaska han demostrado ser muy familiares. Lo hacen todo por sus padres y nunca les dejan solos. Vaquerizo está muy preocupado por los suyos porque tienen una edad avanzada. Sin embargo más lo están por la mamá de Alaska, quién ya supera los 90. Su salud es muy delicada y si se contagiase de coronavirus probablemente ya no volvería a salir del hospital. Así que para ella el confinamiento es obligatorio. 

Alaska, para que no esté sola en su casa, se la ha llevada a la vivienda de la calle Libreros. La octogenaria vivirá con ellos durante estas dos semanas o alguna más. Alaska ha mostrado que Ámerica se encuentra perfectamente. En la fotografía se la puede ver hablando con sus amigas por teléfono. "Mamá haciendo la ronda de llamadas para ver cómo están sus amigas. Y yo ahora ¡a meterle mano todo eso que se acumula y que nunca da tiempo a ordenar!", escribió. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad