María Teresa Campos en el coche

La “¡terrible venganza!” de María Teresa Campos, Carmen Borrego y Terelu (y es esta)

stop

La periodista malagueña guarda silencio tras la polémica que la rodea

30 de agosto de 2019 (13:19 CET)

María Teresa Campos es noticia todos los días. No hay medio de comunicación que no esté hablando de ella. Su dudosa relación con Edmundo Arrocet ha desatado todo tipo de rumores y especulaciones. El humorista desaparece y aparece como si fuese un mago constantemente. Este mismo domingo el showman volverá a irse de la capital para atender unos negocios en Grecia. Según cuenta todos estos viajes se deben a compromisos profesionales. Mientras los medios lo dudan e intentan finiquitar la relación entre la malagueña y el chileno. 

Bigote Arrocet se ha visto estos días por las calles de Madrid visiblemente enfadado y respecto a María Teresa Campos no ha abierto la boca. Guarda absoluto silencio. La marcha de Mediaset le ha costado la impunidad. Ya no hay nadie que la proteja. Como tampoco a sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego. 

Mientras sus hijas no paran de hablar al respecto y de conceder exclusivas en revistas y en Viva la vida, muchos se preguntan por qué motivo María Teresa Campos guarda tanto silencio y no acaba de una vez por todas con estos rumores dañinos. Además algunos aseguran que la economía de la periodista no pasa por un buen momento y no le vendría nada mal conceder una entrevista exclusiva. ¿Tal vez quiere Telecinco que vuelva? 

"Se lo han recomendado para protegerse en el caso de tomar medidas" y "no quiere que esto le estropee su negociación con TVE", son las explicaciones que se deslizan. Según cuentan María Teresa Campos quiere que se acabe con este linchamiento, pero si no cesa no piensa hacer nada por remediarlo. La periodista tiene muchas ganas de volver a la televisión, pero como una auténtica profesional. Quiere volver a ser un referente informativo. 

TVE y María Teresa Campos continuarían en negociaciones. ¿Se hará efectivo finalmente este contrato? Algunos aseguran que la presentadora querría volver a la televisión para desde ahí asestarles un duro golpe a todos los que hablan mal de ella, especialmente los trabajadores de Telecinco. Le encantaría poder hacer una audiencia mejor que la franja con la que compita. Se prepara "la terrible venganza", como bien dicen. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad