La revolución de Jorge Javier Vázquez en Sálvame: despidos, fichajes y punto y final a los engaños

Jorge Javier Vázquez recibe una dura advertencia por parte de Paolo Vasile. Los espectadores se cansan del programa por sus mentiras, engaños y bulos

Fotografía: La revolución de Jorge Javier Vázquez en Sálvame: despidos, fichajes y punto y final a los engaños
Fotografía: La revolución de Jorge Javier Vázquez en Sálvame: despidos, fichajes y punto y final a los engaños

Se acabó. Sálvame tiene las horas contadas. Los últimos datos de audiencia no auguran un buen futuro al programa. Este verano, presentado en la mayoría de ocasiones por Kiko Hernández en sustitución de Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla, el programa empezó a alimentar a la audiencia durante sus cinco horas con exclusivas y bulos totalmente falsos que finalmente quedaban en nada. Los espectadores se quedaban atentos a la televisión para después comprobar que han perdido el tiempo.

Pasapalabra vence a Sálvame tras una repentina bajada de audiencia

Esta estrategia ya no les funciona. Cuando pensaban que habían derrotado a Pasapalabra, éste ha conseguido asentarse en la última hora de la tarde y su audiencia ha beneficiado al informativo de la noche de Antena 3, siendo el más visto. Ahora mismo el concurso de Roberto Leal se acerca a los dos millones de espectadores y anota una media del 18% de cuota de pantalla, mientras que Sálvame se conforma con el 14%.

Fotografía: La revolución de Jorge Javier Vázquez en Sálvame: despidos, fichajes y punto y final a los engaños

El programa ha descendido en sus tres versiones: limón, naranja y tomate. No obstante, también hay que tener en cuenta que durante estas últimas semanas algunos colaboradores estaban de vacaciones y otros han tenido que pasar una cuarentena en casa debido al positivo de Marta López.

Ahora, menos Kiko Matamoros por baja médica, ya están todos los colaboradores titulares en el programa, incluso Mila Ximénez. Ahora los secundarios son apartados. Si la audiencia sube es muy probable que no vuelvan nunca más.

Paolo Vasile habría llamado la atención a Jorge Javier Vázquez y a todo el equipo para que modere el espacio. No se puede consentir tantos insultos ni mentiras al espectador. El italiano tiene claro que si la audiencia no remonta, nadie es imprescindible en Mediaset. Solo le faltaba a Jorge Javier Vázquez perder Sálvame. Entonces se quedaría sin ningún programa en el grupo después de haber sido el Messi de la televisión.

Publicidad