Reina Sofía | EFE

La reina Sofía traga saliva. “El niño es igualito a Felipe VI”. Sale esto (y es la bomba del año)

stop

Al emérito Juan Carlos le sale otro posible hijo bastardo

24 de marzo de 2020 (13:14 CET)

El coronavirus lo está eclipsando todo. Incluso el escándalo del rey emérito Juan Carlos y los 100 millones de euros en comisiones cobrados al gobierno de Arabia Saudí.

La bomba la soltó el Rey Felipe VI, con el comunicado en el que daba a conocer que le retiraba la asignación a su padre, así como que renunciaba a la herencia del emérito.

De lo que no dijo nada es de las fotografías que han empezado a salir a la luz de Alexander, el hijo de Corinna zu Sayn Wittgenstein, o Corinna Larsen, como la llamaban de soltera. El joven ya cumplió los 18 años, con lo que los medios ya pueden publicar instantáneas suyas. Y las imágenes no han pasado desapercibidas. Están dando mucho de qué hablar en las altas esferas del estado.

Calcados

“El niño es igualito a Felipe VI”, comentan entre los VIPs de Madrid, donde alucinan cuando comparan las fotos de Alexander y las del Jefe de Estado cuando era un adolescente. El parecido es espectacular. Atención.

Felipe adolescente

Alexander y Corinna

Un asunto al que hacía referencia Pilar Eyre recientemente en su crónica semanal sobre la Casa Real. La periodista aseguró que Alexander incluso llamaba “papá” a Juan Carlos.

Alexander “llamaba papá” a Juan Carlos

"¡Lo llamaba papá! ¡Alexander, el hijo de Corinna Larsen, llamaba papá a Juan Carlos! ¡Lo quería como a un hijo! ¿Merece ese cariño paternal 65 millones de euros? ¿Los servicios prestados por Corinna se pueden cuantificar en esa disparatada dote?", publicó Eyre.

No obstante, en Zarzuela no dan importancia al asunto. Al menos no tanta como la que le dieron a las revelaciones que hizo en el pasado el catalán Albert Solà, que aseguraba tener un informe que confirmaba que tiene el 99% del ADN de Juan Carlos. Y es que Alexander es más joven que Felipe VI, con lo que no puede acceder a la corona. Como le dé por reclamarla a Albert

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad